La ministra de Justicia, Dolores Delgado, en una imagen de archivo.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, en una imagen de archivo. Fernando Alvarado Efe

Tribunales

Delgado dice ahora que recuerda haber "coincidido" con Villarejo en tres ocasiones

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, que la pasada semana aseguró que "nunca ha tenido relación de ningún tipo" con José Manuel Villarejo y luego matizó que se refería a una relación profesional aunque "coincidió con él en algún evento", ha precisado este lunes que estuvo con el comisario hoy encarcelado "en tres ocasiones junto a otros mandos policiales y cargos judiciales y fiscales".

La nueva matización de la titular de Justicia es consecuencia de la difusión de una grabación subrepticia realizada por Villarejo de una comida celebrada en 2009 y en la que Delgado participó. La grabación refleja una relajada y fluida relación de la ahora ministra con el comisario, imputado por graves delitos de organización criminal y cohecho.

En un nuevo comunicado difundido por el Ministerio, Delgado explica que ese "evento" se produjo el 23 de octubre de 2009 y "fue convocado por el entonces director ddjunto operativo (DAO) de la Policía Miguel Ángel Fernández Chico para celebrar la concesión de una medalla al comisario Villarejo por el Ministerio del Interior".

Dolores Delgado "no estaba invitada, pero acudió acompañando al entonces magistrado Baltasar Garzón a petición de éste", asegura.

También indica que en los 25 años en que ha estado destinada en la Fiscalía de la Audiencia Nacional "tiene recuerdo de haber coincidido con el comisario José Villarejo en tres ocasiones junto a otros mandos policiales y cargos judiciales y fiscales". La nota no precisa cuáles fueron esos otros eventos ni aclara si durante ellos se habló de asuntos tramitados en la Audiencia Nacional, como se escucha en la grabación de la comida de 2009.

Delgado no duda en atribuir la filtración de estas noticias al propio Villarejo. Señala que el comisario "se encuentra en prisión provisional como presunto autor de delitos muy graves. Su estrategia procesal es atacar al Estado y sus instituciones. Primero cargó contra la Jefatura del Estado con grabaciones relacionadas con el rey emérito. Ahora ataca al Ejecutivo en la persona de la ministra de Justicia".

A este respecto, recuerda que "las informaciones que relacionaban a la ministra con supuestos favores a un cliente del comisario Villarejo [el empresario Ángel Pérez-Maura] en un procedimiento de extradición en la Audiencia Nacional durante su etapa como fiscal fueron desmentidas tanto por la fiscalía de ese tribunal como por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, el organismo que reclamaba a esa persona".

Añade que "conoce a Baltasar Garzón desde hace 19 años en los que ambos participaron en la desarticulación de cárteles de la droga, comandos de ETA y el entramado institucional de la organización terrorista. Su amistad es pública y notoria" y aclara que "durante su etapa como fiscal, ha trabajado en varias ocasiones junto al comisario principal Enrique García Castaño, al igual que otros muchos jueces y fiscales de la Audiencia Nacional. El comisario García Castaño es uno de los principales expertos españoles en materia de terrorismo yihadista y de ETA".

Según el comunicado, Dolores Delgado "va a seguir trabajando como hasta ahora para mejorar la calidad de la justicia como servicio público y anuncia que comparecerá en el Congreso de los Diputados a petición propia".

Será la segunda vez que la responsable de Justicia pida dar explicaciones en la Cámara. También adoptó esta estrategia cuando fue cuestionada por su gestión de la defensa del juez del Supremo Pablo Llarena frente a la demanda interpuesta contra él en Bélgica por políticos catalanes prófugos