La ministra de Sanidad, Carmen Montón, durante su rueda de prensa.

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, durante su rueda de prensa. EFE

Tribunales CASO MÁSTER

Montón, en la misma situación que Casado: la tesis de la jueza la convertiría en delincuente

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, defendió con vehemencia este lunes que "no todos somos iguales" durante la rueda de prensa que se vio obligada a ofrecer tras conocerse que también obtuvo un máster sin asistir a clase en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) investigado tras saltar a la luz los casos de Cristina Cifuentes y Pablo Casado. Sin embargo, su situación está plagada de similitudes con la del presidente del Partido Popular. La jueza del denominado caso Máster, Carmen Rodríguez-Medel, cree que Casado pudo incurrir en los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa, de ahí que elevara la investigación del caso al Tribunal Supremo dado su aforamiento como diputado. 

Igual que el líder del PP, Montón se habría beneficiado también de facilidades para obtener el Máster en Estudios Interdisciplinares de Género de la URJC sin asistir a clase a pesar de que éste se componía de 12 asignaturas semestrales en modalidad presencial. La ministra, que cuando cursó el máster en el curso 2010/2011 era diputada del Partido Socialista y portavoz de Igualdad, se incorporó al postgrado cuatro meses más tarde de que éste hubiera comenzado y ni siquiera tuvo trato con sus profesores, según adelantaba este lunes Eldiario.es. De hecho, una de las asignaturas la obtuvo por medio de una convalidación que ella misma ha negado haber solicitado.

En la exposición razonada que la jueza Rodríguez-Medel elevó al Supremo, afirmaba que Enrique Álvarez Conde utilizó el Mastero Oficial en Derecho Autonómico de la URJC "como regalo o prebenda a determinados alumnos que conseguían la titulación sin mérito académico alguno". "Sólo a alumnos con una posición relevante en el ámbito político, institucional o que mantenían vínculos estrechos de amistad o de carácter profesional con el Sr. A.C (Álvarez Conde) se veían beneficiados de esta prebenda". Una tesis que encaja también con el trato que recibió Montón.

Carmen Montón da explicaciones sobre su máster de Género.

La entonces diputada del PSOE cursó su máster, de hecho, en el instituto dirigido por Álvarez Conde. La directora del máster de Género, Laura Nuño, era su mano derecha en dicho centro. Ella es una de las profesoras investigadas en la pieza relativa al máster de la expresidenta madrileña, Cristina Cifuentes. Este lunes, a la salida de los juzgados de plaza de Castilla donde estaba citada, afirmó que en el caso de Montón no hubo "ninguna" irregularidad y que ésta ya presentó su Trabajo de Fin de Máster, saliendo en su defensa.

El Trabajo de Fin de Máster

Precisamente en su rueda de prensa la ministra Montón ha expuesto el Trabajo de Fin de Máster con el que justifica haber acabado el posgrado que ahora pone en duda su honestidad. Sin embargo, no ha querido entregárselo a los medios de comunicación, exactamente igual que hizo Pablo Casado y que provocó que la jueza desconfiara de su veracidad: "Resulta esencial corroborar que se elaboró efectivamente en ese año académico 2008-2009", dijo Rodríguez-Medel en la exposición razonada que elevó al Supremo para que investigara al aforado Casado. Así como destacó la facilidad de comprobar dicho dato con "una sencilla diligencia de investigación por la policía judicial que puede determinar la efectiva antigüedad de la creación del documento o su manipulación o elaboración posterior".

Una situación perfectamente aplicable a Montón y su máster, puesto que ella también se ha referido a los "30 correos electrónicos" que todavía conserva en su portátil sobre los trabajos realizados durante el curso.

En el escrito enviado al Supremo, la jueza afirmaba que "a los únicos efectos de explicar el contexto de la actividad delictiva que nos ocupa, conviene destacar que, indiciariamente, este mismo regalo del título académico del máster -a un grupo escogido de alumnos y por la misma técnica de calificación de asignaturas sin realizar actividad académica alguna- se utilizó en otros años académicos (concretamente, en el año 2011-2012, donde al menos siete alumnos han reconocido en sede judicial que fueron calificados sin acudir a clase y sin someterse a ningún tipo de evaluación, siguiéndose por tanto un patrón de conducta delictiva en sucesivas ediciones del máster)". Un "patrón delictivo" que la ministra Montón ha negado por activa y por pasiva este lunes.