Desde que dejó la presidencia del Congreso, Bono se ha alejado de la primera línea política.

Desde que dejó la presidencia del Congreso, Bono se ha alejado de la primera línea política. Silvia P. Cabeza

Tribunales

Un juzgado inadmite la querella de Torra contra Bono por llamarle nazi

El juzgado de instrucción número 11 de Madrid ha inadmitido la querella del president de la Generalitat Quim Torra contra el exministro socialista José Bono, a quien acusaba de un delito de injurias y otro de odio por unas declaraciones realizadas en un programa de televisión.

En concreto, las palabras de Bono fueron las siguientes: “¿Usted se cree que a estas alturas del siglo XXI se puede decir, como él ha dicho, que para Cataluña es un deterioro cruzarse por la calle a unas niñas y niños hablando en castellano? Este señor no está bien… Y otras expresiones que están más cerca de planteamientos nazis que de planteamientos democráticos”. 

La querella interpuesta por el presidente catalán sostenía que  las "descalificaciones gravemente ofensivas" de Bono, pronunciadas el pasado 7 de julio durante una entrevista en La Sexta Noche, se realizaron de forma "gratuita" y sin la "menor justificación", ya que el término "nazi" empleado supone "una de las connotaciones más peyorativas que se le puede atribuir a un político".

Por su parte, la versión del expresidente del Congreso de los Diputados se amparaba en declaraciones racistas hechas por el propio Torra, como las siguientes: “Ahora miras a tu país [en referencia a España] y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio; un odio perturbado, ¿nauseabundo contra todo lo que destila la lengua?”

La defensa de Bono también citaba otras bravuconadas del líder catalán como "Fuera bromas. Señores, si seguimos aquí algunos años más corremos el riesgo de acabar tan locos como los mismos españoles", o "Vergüenza es una palabra que los españoles hace años que han eliminado de su vocabulario".

La Justicia ha decidido no admitir a trámite la querella de Torra contra Bono y, de la misma forma, exime al exministro socialista de cualquier tipo de responsabilidad por sus afirmaciones.