Mariano Rajoy y Pedro Sánchez desbloquearon hace sólo 10 días la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. La moción de censura tras la sentencia del caso Gürtel puede hacer fracasar la iniciativa.

La aplicación "contundente" del artículo 155 de la Constitución en Cataluña si Quim Torra se precipita por la vía de la secesión unilateral no fue lo único que el presidente del Gobierno y el secretario general del PSOE pactaron en su reunión del 15 de mayo. Acordaron también agilizar la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial -paralizada en el Congreso desde febrero- y que la renovación del órgano de gobierno de los jueces, que termina su mandato el próximo diciembre, se haga en plazo.