Manifestación en Alsasua (Navarra) a favor de los acusados

Manifestación en Alsasua (Navarra) a favor de los acusados EFE

Tribunales

La defensa de Alsasua al fiscal: "Sus decisiones sombrean el Estado totalitario"

El abogado de Julen Goikoetxea, Manuel Ollé, ha mantenido que la agresión de los acusados a los guardias civiles y sus parejas n fue terrorista

El abogado de Julen Goikoetxea, uno de los ocho acusados de agredir a dos guardias civiles y sus novias en un bar de Alsasua en octubre de 2016 para quien la Fiscalía reclama 50 años de prisión por cuatro delitos de lesiones terroristas, defiende que dicha agresión "en ningún caso fue terrorista".

Durante la penúltima sesión del juicio celebrado en la Audiencia Nacional, en la que los abogados de los acusados han leído sus informes, el letrado Manuel Ollé ha dicho que "no tiene ningún sentido enmarcar estos hechos en el terrorismo" cuando "afortunadamente y gracias al esfuerzo de muchos ciudadanos españoles se ha logrado combatir el terrorismo de ETA". En este sentido, ha acusado a la Fiscalía de "tomar decisiones que sombrean el Estado totalitario", en referencia a la petición de prisión que hacen para su defendido y para el resto de acusados, que van de 12 años y medio a 62 años y medio de prisión por delitos de lesiones y amenazas terroristas.

El abogado Manuel Ollé durante el juicio de Alsasua

Ollé ha alegado que su defendido es "apolítico" y que no tiene nada que ver con el lema '¡Alde Hemendik!' (Fuera de aquí) impulsado por la izquierda abertzale desde hace décadas en el municipio navarro contra la Guardia Civil. "La única organización a la que pertenece mi representado es la sociedad deportiva Alsasua", de esta manera ha defendido que Goikoetchea no forma parte de ninguna organización política relacionada con ETA.

El resto de las defensas también se han quejado de que la Fiscalía haya presentado un "informe predeterminado cuyo objetivo es presentar unas actividades como delito de terrorismo". En esta línea se ha manifestado Amaia Izko, representante legal de Jokin Unamuno y Ainara Urquijo, quien ha dicho que la pelea fue un "encontronazo casual y fortuito" y no "algo organizado".

¿Pelea de bar o terrorismo?

La Fiscalía sostiene que "hay pruebas suficientes para considerar" que lo ocurrido en el bar Koxka de Alsasua el 15 de octubre de 2016 "no fue una pelea de bar" sino una agresión "planificada y organizada única y exclusivamente para agredir a dos guardias civiles y sus parejas con la finalidad terrorista de expulsar" a dicho cuerpo policial de la localidad navarra.

El Ministerio Fiscal describe la agresión hacia los guardias civiles Óscar A. y Álvaro C. y sus novias, María José y Pilar, como un linchamiento de hasta 25 personas contra ellos en el marco del lema 'Alde Hemendik'. Una situación que habrían iniciado algunos de los acusados, a quienes relacionan con el entorno y la estrategia de ETA.