Ana Julia Quezada y el padre de Gabriel.

Ana Julia Quezada y el padre de Gabriel. EFE

Tribunales CASO GABRIEL

Los forenses y la Policía calificaron de "accidental" la muerte de la hija de 4 años de Ana Julia

Tras recibir un informe forense y de la Policía Nacional que apuntaba a esta vía, el juzgado archivó el caso por "no ser los hechos constitutivos de delito".

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado que la niña de 4 años que murió al caer desde la ventana de su casa en 1996 era la hija de Ana Julia Quesada. 

La justicia castellanoleonesa dejó de investigar el caso y archivó la causa con el aval de la Fiscalía "por no ser los hechos constitutivos de delito". El juzgado de instrucción número 6 de Burgos que investigaba el caso archivó la causa tras recibir sendos informes de la Policía Nacional y el Instituto Anatómico Forense que concluyeron que la muerte "fue accidental" y tras practicarse las diligencias judiciales oportunas como la toma de declaración en calidad de testigos de la madre, del padre y de otros familiares. 

Veintidos años después del suceso, la Policía Nacional ha solicitado información sobre el caso que permanecía en el archivo de expedientes judiciales de Zaragoza y ha sido remitido al Servicio Común General de los Juzgados, que ha procedido al reparto según las normas establecidas, recayendo el caso en el Juzgado de Instrucción nº 4 de la capital. Por tanto, ahora el juez titular de este juzgado es el encargado de dar traslado a la Policía de una copia de las actuaciones de 1996.