El director de los Mossos d'esquadra, Ferran López.

El director de los Mossos d'esquadra, Ferran López. EFE

Tribunales REFERÉNDUM 1-O

Los Mossos desplegados el 1-O no tenían la formación adecuada, según sus jefes

El responsable de los Mossos d'esquadra, Ferrán López, ha reconocido ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que el dispositivo preparado para impedir el referéndum ilegal fue insuficiente

El jefe de los Mossos d'esquadra, Ferrán López, ha reconocido esta mañana ante el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que el dispositivo desplegado para evitar el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña, fue insuficiente. 

En su declaración como testigo ante el instructor de la causa por rebelión, el denominado 'procès', ha declarado que, aunque se incrementó el número de efectivos en el Cuerpo catalán, siguió siendo insuficiente para atender a la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que fue la de impedir el referéndum ilegal.

Tanto el jefe de los Mossos como el jefe de la Comisaría Superior de Coordinación de los Mossos, Juan Carlos Molinero y el jefe de la Comisaría General Técnica de Planificación de la Seguridad, Emilio Quevedo, han dicho también que los agentes desplegados aquel día no tenían la formación de Orden Público que era necesaria para los problemas de seguridad generados. De los 7.500 agentes desplegados, tan solo 1.500 eran antidisturbios.

Durante casi tres horas de declaración, el sucesor de Josep Lluis Trapero al frente de los Mossos tras la aplicación del artículo 155, no ha querido valorar la actuación de las otras fuerzas de seguridad desplegadas aquel día (Policía y Guardia Civil), aunque sí ha puntualizado que "no las considera cargas", según fuentes jurídicas.