Alexander Grinberg, presidente del Club de Fútbol Marbella, y vista aérea de una de las mansiones utilizadas por los detenidos.

Alexander Grinberg, presidente del Club de Fútbol Marbella, y vista aérea de una de las mansiones utilizadas por los detenidos. Fotomontaje EL ESPAÑOL

Tribunales

Varapalo a Anticorrupción: la Audiencia de Málaga excarcela al ruso Arnold Tamm

Estima un recurso de la defensa contra el criterio de la Fiscalía al no apreciar riesgo de fuga.

La Audiencia Provincial de Málaga ha acordado la libertad bajo fianza del empresario ruso Arnold Arnoldovich Spivalovsky, conocido como Arnold Tamm, detenido el pasado 28 de septiembre en el marco de la operación Oligarkh, promovida por la Fiscalía Anticorrupción contra las mafias rusas Izmailovskaya y Solntsevskaya.

En contra del criterio de Anticorrupción, la Audiencia ha revocado la prisión incondicional acordada por titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, María del Carmen Gutiérrez, que considera a Tamm "uno de los máximos dirigentes" de Solntsevskaya.

Además de Tamm, otras ocho personas, entre ellas el presidente del club de fútbol Marbella, Alexander Grinberg, fueron detenidas hace cuatro meses por presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública y falsedad documental.

Según la instructora, los detenidos se dedicaban a comprar empresas a punto de quebrar -como el Club de Fútbol Marbella, la embotelladora Aguas de Mijas o el club de golf Dama de noche- para, una vez reflotadas, "ser vendidas o traspasadas, obteniendo elevadas sumas de dinero que son introducidas en el mercado financiero de forma lícita".

"Blanqueaban de esta forma el dinero inyectado [para la compra de las empresas] de procedencia dudosa o ilícita", según los autos de prisión dictados para seis de los detenidos, que "podrían estar relacionadas con las organizaciones criminales rusas Izmailovskaya y Solntsevskaya".

La defensa de Tamm, ejercida por el letrado Carlos Domínguez, alegó que su cliente se encontraba "de vacaciones" en casa de uno de los detenidos, amigo suyo, cuando se desató la operación Oligarkh y argumentó que las resoluciones de la instructora no concretaban de ninguna manera los indicios contra él ni qué participación habría tenido en los hechos investigados, por lo que, a su juicio, no estaba justificada una medida tan gravosa como la prisión incondicional.

La defensa criticó que la instructora basara la medida cautelar en afirmaciones tan cuestionables como que "las nacionalidades de las antiguas repúblicas soviéticas son un indicio del delito".

Aun sin poner en duda la existencia de indicios incriminatorios contra Spivalovsky, que considera "claros y patentes", la Audiencia ha acogido la alegación de la defensa sobre la falta de proporcionalidad de la prisión incondicional.

Fianza de 750.000 €

"Es evidente", afirma el tribunal de apelación, "que la prisión provisional pierde su proporcionalidad con el paso del tiempo. Spivalovsky lleva en prisión desde el 28de septiembre de 2017 y considerando que no existen elementos o indiciosque permitan sospechar que se va a sustraer de la acción de la justicia, estimamos que procede buscar otras medidas cautelares que permitan conseguir la finalidad de que no eluda la referida acción".

La Audiencia ha impuesto al empresario una fianza de 750.000 euros, ya depositada, "atendiendo a dicho criterio de proporcionalidad, a la gravedad de los hechos que se imputan al recurrente y a su presunta participación en los mismos, al riesgo de fuga aun disminuido y la presuntiva capacidad satisfactiva" (sic).

Además, Spivalovsky deberá entregar su pasaporte, se le ha prohibido salir de España sin autorización judicial y tendrá que realizar comparecencias quincenales en el Juzgado.