Oriol Pujol

Oriol Pujol EFE

Tribunales CASO ITV

El pacto entre la Fiscalía y Oriol Pujol sigue vivo aunque haya juicio completo

El hijo del expresident Jordi Pujol acordó la petición de dos años y medio de prisión a cambio del reconocimiento de los hechos.

Oriol Pujol Ferrusola, exnúmero dos de Convergència Democática de Catalunya e hijo del expresident Jordi Pujol, tendrá que estar presente durante la celebración de todo el juicio por el caso de las comisiones en las concesiones de contratos a empresas de Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV). 

De los seis acusados que hay en el caso, entre ellos su esposa, Anna Vidal, dos de ellos no aceptaron la petición de la Fiscalía para que se celebrara una comparecencia ante el Tribunal en el que los acusados aceptaran el escrito de conclusiones.La Audiencia de Barcelona ha estimado las cuestiones previas planteadas por estos acusados, Josep Tous Andreu y Sergi Alsina Jiménez y ha denegado la petición formulada por el Ministerio Fiscal, lo que significa que el juicio contra los seis acusados Oriol Pujol Ferrusola, Anna Vidal Maragall, Ricard Puignou Vigo, Sergi Pastor Colldeforns, Josep Tous Andreu y Sergi Alsina Jiménez se celebrará de principio a fin, hasta que haya sentencia.

De esta manera, será imposible que el hijo de Jordi Pujol evite la imagen de una vista ante el juez. Esto no implica, sin embargo, que se haya roto el acuerdo al que llegaron el hijo de Jordi Pujol y la Fiscalía. Fuentes del Ministerio Fiscal aseguran a El Español que ese acuerdo se mantiene. 

Comisiones por conseguir las estaciones de ITV 

Oriol Pujol aceptó reconocer los hechos a cambio de un acuerdo de conformidad al inicio del juicio en el que la Fiscalía habría pedido dos años y medio de prisión en lugar de cinco años de prisión, como pedía al principio. Ahora que el juicio se celebrará al completo, la Fiscalía mantendrá la misma petición, aunque la elevará a definitiva el último día del juicio.

El expolítico de Convergència Democrática de Cataluña está acusado de los delitos de tráfico de influencias, soborno y falsedad documental por cobrar comisiones a cambio de conseguir contratos a distintas empresas para que se quedasen con las estaciones de las ITV y ejercer de intermediario entre éstas y el Govern. Con la apertura de juicio en la Audiencia de Barcelona, Oriol Pujol es el primer miembro de la familia Pujol que se sentará en el banquillo ante un jurado popular.

Según las investigaciones, Pujol habría utilizado su posición dentro de CDC para colocar a una persona de su confianza en el departamento de Industria del Govern y que éste adjudicara las estaciones de las ITV a empresas 'amigas'. De esta manera, habría cobrado, según Fiscalía Anticorrupción, comisiones por un valor de 700.000 euros para lo que habría utilizado a su mujer Anna Vidal, motivo por el que ella también irá a juicio.