Ignacio González entrando en la prisión de Soto del Real tras su detención por la Operación Lezo

Ignacio González entrando en la prisión de Soto del Real tras su detención por la Operación Lezo EFE

Tribunales

El juez bloquea una cuenta suiza de la trama del Canal con 18 millones de dólares

A esa cuenta fueron a parar 25 millones de dólares por la compra de Emissao, ordenada por Ignacio González.

Carlota Guindal Daniel Montero Alejandro Requeijo

Noticias relacionadas

El Canal de Isabel II es la empresa pública que gestiona las aguas de Madrid. A pesar de su ámbito regional, los gobiernos madrileños decidieron convertirlo en un auténtico emporio con la compra de empresas en el extranjero, principalmente en América Latina. Los investigadores han descubierto que durante años ha sido un 'pozo negro' para comprar por un precio mucho mayor del real empresas extranjeras con el objetivo de repartir posteriormente el dinero entre varios.

En el marco de esta operación, los investigadores han descubierto una cuenta en Suiza con 18 millones de dólares desde la cual se habrían realizado pagos a personal de Inassa, una de las empresas que dependen del Canal de Isabel II y que presidió durante una década el hombre de González, Edmundo Rodríguez Sobrino. Fue cesado el año pasado por la actual presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, después de que su nombre apareciese en los llamados papales de Panamá.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes de la investigación, esta cuenta, que ya ha sido bloqueada por la Justicia, tiene como titular al presidente de Emissao Engenharia e Construçoes, SA Ltda. Se trata de la empresa brasileña que el Canal compró en 2013 por 31 millones de dólares, a pesar de que su valor real era de 6 millones.

25 millones de dólares

Según los datos que manejan los investigadores, 25 millones de dólares acabaron en esa cuenta en Suiza, en la que quedan 18 millones a día de hoy. Los investigadores tienen acreditado que desde esa cuenta se hicieron pagos a diverso personal de Inassa, la empresa del Canal que gestiona contratos de agua en varios países sudamericanos y que efectuó la compra de Emissao.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco dedica un apartado específico en su auto de prisión de varios de los detenidos en la Operación Lezo a explicar la adquisición de Emissao. El magistrado directamente se refiere a un "desvío de fondos públicos": "Los indicios obtenidos indicarían que Edmundo Rodriguez Sobrino, en connivencia con miembros de los órganos de administración de Inassa y Canal Extensia (otra filial del Canal) sobrevaloraron el precio de compra de Emissao con el presumible objetivo de desviar fondos públicos". En concreto, Extensia e Inassa adquirieron el 14 de noviembre de 2013 el 75% de las participaciones de Emissao. 

Tras los pagos a González

La Guardia Civil sospecha que detrás de ese dinero en Suiza podría estar Ignacio González, entre otras cosas, porque en los últimos meses el expresidente ha estado realizado una serie de operaciones económicas que exceden a sus ingresos económicos oficiales. El ex presidente de la Comunidad de Madrid también está siendo investigado por un delito de blanqueo de capitales. Los investigadores sostienen que González dispone de numeroso dinero en efectivo procedente de sus presuntas actividades ilícitas.

Según las pesquisas policiales, el Canal de Isabel II adquirió la sociedad brasileña a través de otra instrumental radicada en Uruguay llamada Soluciones Andinas del Agua SRL. En esta firma uruguaya, la empresa pública madrileña compartió accionariado con otra compañía offshore constituida en Panamá por el bufete Mossack Fonseca -de los Papeles de Panamá- y cuyo gestor fue el abogado Ignasi Maestre Casanovas, investigado por ayudar presuntamente a evadir impuestos al futbolista Xabi Alonso. La UCO rastrea en Andorra dinero de la trama movido por Maestre.

La Operación Lezo ha activado las sospechas de las autoridades colombianas, que revisarán las filiales del Canal que operan en su país. El propio fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, ha afirmado que el próximo 16 de mayo se reunirá en Madrid con la Fiscalía española para hablar del "trabajo mancomunado" a realizar sobre la Operación Lezo.

Paralelamente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes ha puesto en marcha el proceso para que el Canal de Isabel II borre su presencia en Latinoamérica. Según adelantó este diario, ya se han liquidado cinco filiales, una ni se llegó constituir, seis están en proceso de cierre y 14 pendientes de estudio.