Ilustración: Tomás Serrano

Ilustración: Tomás Serrano

Política ESTADO DE ALARMA

El Gobierno invita al PP a unos Pactos de la Moncloa pero llevará sus decretos sin negociar al Congreso

Fuentes del PP aseguran que "nadie" les ha llamado ni para el gran acuerdo que vende el Ejecutivo ni siquiera para negociar la convalidación de estas normas.

8 abril, 2020 02:28

Noticias relacionadas

Hace una semana se comenzó a rumorear, y el sábado Pedro Sánchez recogió el guante que le empezaba a arrojar la opinión pública, ya de uñas por las crecientes cifras de muertos y contagiados por el coronavirus. "Hacen falta unos nuevos Pactos de la Moncloa, como hace 40 años, para reunir todo el talento que es necesario para reconstruir y relanzar la economía tras el Covid-19", dijo el presidente.

Desde entonces, dos veces José Luis Ábalos, ministro y secretario de Organización del PSOE, y una vez la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, han llenado la oferta de argumentos políticos. Pero no ha habido ni una sola llamada al PP.

Precisamente, era un momento de oportunidad para demostrar la seriedad del envite, porque este jueves el Gobierno lleva al Congreso la convalidación de tres de los decretos de emergencia aprobados en los últimos 10 días: el de medidas socioeconómicas impulsado por la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, y los dos presentados por la titular de Trabajo, Yolanda Díaz.

El conflicto

La ministra de Unidas Podemos se ha tornado en la punta de lanza de los morados en el Ejecutivo. Suya fue la primera guía del Ejecutivo sobre cómo comportarse ante el Covid-19. La publicó el 4 de marzo, 10 días antes del estado de alarma y cuando aún el Gobierno alentaba las manifestaciones multitudinarias del 8-M. Y llegó a ser desautorizada por Moncloa por ello.

Después, lanzó los ERTE sin cotización para las empresas y con subsidio para todos los trabajadores, hubieran generado derechos o no al paro. Y, finalmente, prohibió los despidos amparados en la crisis del coronavirus y aderezó el "cierre total de las actividades no indispensables" con el invento "inédito" de los permisos retribuidos recuperables.

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.

Y estos dos últimos decretos son los que más controversia levantaron en el partido de Pablo Casado y entre los empresarios. El presidente de los populares advirtió el mismo día en que se anunció la "prohibición del despido" durante el estado de alarma de que "sin cambios" en el texto el PP rechazaría esa norma.

Los empleadores levantaron la voz advirtiendo de que esas medidas abocaban al cierre a muchos autónomos societarios y pequeñas compañías.

"Nadie nos ha llamado"

Fuentes oficiales del PP han explicado a este periódico que "nadie" les ha llamado. No ya para esos nuevos Pactos de la Moncloa. Ni siquiera para negociar enmiendas a estos reales decretos. En Ciudadanos, sin embargo, muestran su disposición a trabajar en ellas, y desde el entorno de Inés Arrimadas apuntan que hay trabajos específicos en marcha.

Pero el Gobierno defenderá este jueves sus normas sin haber atendido la petición de Casado, precisamente en el momento en el que se le emplaza a que se sume en la foto de la gestión de la emergencia del coronavirus. Sin haber siquiera levantado el teléfono para hacer consultas a la vez que se invoca un "rediseño del país absolutamente imprescindible". Y estas actuaciones legislativas tienen serias posibilidades de llevarse un varapalo en la Cámara Baja.

Pablo Casado asiste al pleno del Congreso donde Pedro Sánchez explica las medidas para paliar las consecuencias de la pandemia.

Pablo Casado asiste al pleno del Congreso donde Pedro Sánchez explica las medidas para paliar las consecuencias de la pandemia.

De hecho, mientras Sánchez trata de que Iglesias deje de boicotearle el plan también pelea también hacia arriba, en Europa, para lograr mutualizar la deuda pública causada por el Covid-19 a través de unos coronabonos. Y en el entorno del líder popular se tienen reticencias a aceptar lo que llaman una "mutualización del desgaste" por la crisis.

Toque de atención

Varios portavoces de ministerios confirman que no ha habido negociación, si bien alguno de ellos apuntan a que "hablar, se habla con todos".

En todo caso, no peligra la convalidación de los decretos, dada la mayoría de síes que es capaz de aglutinar por sí mismo el Gobierno -los 155 votos de PSOE y Unidas Podemos-, a los que previsiblemente se unan los escaños de Más País, Compromís...

Pero los de Casado, que de momento se inclinan por la abstención, podrían terminar de sumar un número muy parecido de noes con los 88 diputados populares y los 52 de Vox, a los que se podrían sumar los diputados de Navarra Suma y Foro Asturias.

Sería un duro toque de atención al presidente, al que hasta ahora acusan de limitarse a informar -y no siempre-, no consultar y, sobre todo, nunca acordar. Si quiere Pactos que tome la iniciativa.

Información sobre el coronavirus: