Pablo Iglesias en Antena 3

Pablo Iglesias en Antena 3

Política NUEVO GOBIERNO

Iglesias, con Puigdemont: "Es humillante que jueces europeos le quiten la razón a jueces españoles"

El vicepresidente dice ahora que Dolores Delgado "merece una oportunidad" tras pedir como líder de Podemos su cese por ser "afable con las cloacas".

El nuevo vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha estrenado su cargo este martes. Primero en el Consejo de Ministros, y esta noche en una entrevista en el informativo de Antena 3. Iglesias, líder de una formación que defiende que Cataluña pueda celebrar un referéndum de autodeterminación ha reclamado una oportunidad a la "desjudicalización del conflicto en Cataluña", entre otras cosas, porque "es una humillación para el Estado español que jueces europeos le quiten la razón a jueces españoles".

Jugando con mezclar la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE del pasado 19 de diciembre y las resoluciones de instancias nacionales de Bélgica o Alemania, ha llegado a decir que "los tribunales europeos le están diciendo cosas muy duras a los españoles". Y que, apoyando la argumentación de Carles Puigdemont y Toni Comín, eso está provocando "la situación absurda" de que los dos fugados estén ejerciendo "como eurodiputados con todos sus derechos y Oriol Junqueras [líder de ERC] esté en prisión".

Preguntado por Vicente Vallés si no cree que los jueces y tribunales españoles esperarían de él como vicepresidente que los defendiera, ha culminado la confusión entre la instancia de la UE con sede en Luxemburgo y decisiones de los poderes judiciales de otros países: "Es que los tribunales europeos son también españoles", ha dicho sin aclarar a qué se refería, "y están dejando muy mal a nuestra Justicia en Europa".

Lo cierto es que sólo una instancia de la UE ha intervenido en el caso del desafío independentista catalán, el TJUE de Luxemburgo. Los otros casos, en su momento y por diferentes razones, ocurrió que tanto en Bélgica como en Alemania distintas instancias judiciales negaron la tramitación de la euroorden contra el expresident fugado en los términos en los que la reclamaba el Tribunal Supremo.

"La mesa de diálogo"

Iglesias ha reclamado que se constituya la mesa de gobiernos que Pedro Sánchez se comprometió a impulsar en su acuerdo de investidura con Esquerra Republicana de Cataluña. "Hay que darle una oportunidad al diálogo porque esto de Cataluña no se va a solucionar a lo bruto ni por la vía de la judialización", ha insistido el vicepresidente.

"Todas las posiciones son legítimas", ha contestado a la pregunta de cómo preguntar a los catalanes si el PSOE defiende un nuevo estatuto y ERC la autodeterminación. "La ley permite convocar referendos en solo una región y hasta algunos estatutos de autonomía también", ha contestado, sin entrar en que el contenido de la pregunta fuera sobre la independencia de la región catalana.

La mesa se constituirá no ates de que Sánchez se reúna personalmente con Quim Torra. En la mañana de este martes, el presidente ha defendido que "es el presidente de los catalanes a día de hoy" a pesar de haber sido inhabilitado por la Junta Electoral como diputado y, consiguientemente como presidente de la Generalitat. Iglesias ha asumido que "por responsabilidad institucional" debe hacerse así ya que la decisión se ha recurrido, "aunque como partido político pedimos la dimisión de Torra hace mucho tiempo".

Delgado y "las cloacas"

El vicepresidente Iglesias también mostró un cambio de actitud respecto a cuando no había prometido su cargo en lo que respecta a la designada como nueva fiscal general del Estado. La exministra Dolores Delgado fue especialmente perseguida por Unidas Podemos desde septiembre de 2018, a los pocos meses de ser nombrada por sus "amistades con las cloacas", tal como dijo el propio líder morado.

"Dolores Delgado merece una oportunidad", ha dicho Iglesias, porque "todos los fiscales y jueces tienen su ideología, pero ésta no prevalece sobre su profesionalidad".

Tras publicarse unas cintas con conversaciones amistosas entre Delgado y el excomisario José Villarejo -hoy en prisión- el entonces socio de Sñanchez tras echar a Rajoy del poder exigió su destitución fulminante. "Alguien que se reúne de manera afable con un personaje de la basura de las cloacas de Interior en nuestro país debe alejarse de la vida política porque hace daño a la mayoría que protagonizó la moción de censura", espetó Iglesias en los pasillos del Congreso.

Vallés lo ha acorralado con varias repreguntas al respecto, en cuyas contestaciones Iglesias ha tenido que recurrir hasta en dos ocasiones a salirse por la tangente criticando al PP "que se rasga las vestiduras cuando su fiscal anticorrupción se dedicaba a tapar sus corruptelas". 

El líder de Podemos sí dejó claro con sutileza que no le gusta la designación de Delgado deslizando que "en todo caso, somos responsables de manera colegiada de todas las decisiones del Gobierno". Aunque después salvó a su jefe Sánchez de la crítica explicando que sí le comunicó la decisión con antelación, en contra de lo que habían informado fuentes de su partido en estos días, que llegaron a lamentar que se "la habían colado" y habían pagado "una nueva novatada" tras la aparición de una cuarta vicepresidencia para diluir el peso de Iglesias en el Gobierno.