Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, este miércoles en Bilbao.

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, este miércoles en Bilbao. Efe

Política NEGOCIACIÓN DE INVESTIDURA

La investidura de Sánchez, en “stand by”: se descarta el 30-D y el PNV ya la ve después de Reyes

Asesores de Sánchez se toman un respiro mientras los nacionalistas vascos comienzan a hablar del 8 de enero como fecha para el debate parlamentario.

La Nochebuena y la Navidad fueron, este año, muy parecidas a las de otros años. Durante unas horas, la política paró, buena parte del país se reunió en familia (con críticas a los políticos y a los estudios sobre la toxicidad de las gambas) y los partidos limitaron su actividad a los comentarios sobre el discurso del Rey. PSOE, PP y Ciudadanos respaldaron al Monarca. Los partidos nacionalistas e independentistas lo criticaron. Sólo Unidas Podemos, generalmente más crítico, varió el tono para adoptar este año uno mucho más contemporizador.

Algunos asesores de los negociadores del PSOE para la investidura disfrutaron de unos días de descanso fuera de España. Parte del núcleo duro de Sánchez en el Gobierno reconoció haber parado, tanto el 24 como el 25, para restituir parte del tiempo sustraído tantas noches y fines de semana a sus familias.

En medio de este paréntesis, habló el PNV, partido que durante las negociaciones suele utilizar las palabras justas y nunca de manera inocente. Lo hizo para situar la investidura más allá de Reyes. Ni antes de fin de año (se barajaron con intensidad el 27, 28 y 30 de diciembre) ni antes de Reyes (2, 3 y 5). Se necesitan cuatro días para debatir la candidatura de Sánchez, la primera votación, que requiere mayoría absoluta, y la segunda, en la que Sánchez aspira a ser investido con mayoría simple.

"Son unas fechas complicadas, el mecanismo de debate inicial de dos días y las votaciones a las 48 horas nos lleva a fin de semana, en fechas no muy normales", explicó Aitor Esteban, portavoz jetzale en el Congreso, en una rueda de prensa en Bilbao. Según él, todo sería “mucho más tranquilo” si se celebrase después de Reyes.

La "actitud" del Gobierno

“Está todo en 'stand by', hemos avanzado, como creo que lo ha hecho [el Gobierno] también con otras fuerzas políticas. Sabemos cuál es la realidad y que no podemos entrar en algunas concreciones, pero sí necesitamos tener claro cuál es la dirección que va a tomar el Gobierno, su actitud y si va a enfrentar algunos asuntos que nos parecen fundamentales", según Esteban.

La fecha del 30 de diciembre para la culminación de la investidura de Sánchez pierde fuerza porque el líder del PSOE se queda sin tiempo. La Abogacía del Estado no ha presentado aún su escrito sobre cómo dar cauce a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que dio la razón a Oriol Junqueras en la defensa de su inmunidad como eurodiputado, aunque tiene plazo hasta principios de enero. El Tribunal Supremo no hará pública su posición, que es la realmente determinante, antes de escuchar a todas las partes.

Además, PSOE y ERC deben hacer público su acuerdo y sus términos. Tanto los independentistas como los socialistas tendrán que convocar, previsiblemente, a sus órganos de dirección para ratificarlo. Si Sánchez y Pablo Iglesias cumplen su palabra, también harán público su programa de Gobierno antes de que comience el debate de investidura. Demasiadas cosas para que ocurran en tan solo 24 horas, que para colmo son festivas en Cataluña, que el 26 de diciembre celebra su sagrado San Esteban.

La fecha del 30 de diciembre, o incluso el 31, se va alejando. ¿Dará tiempo entre Nochevieja y Reyes? “Ojalá”, expresaba sin muchas certezas uno de los más destacados asesores de Sánchez en conversación con este periódico. Para convocar el debate el 2 de enero, la primera votación el 3 y la segunda y definitiva el 5 aún hay tiempo. Los Reyes traerían a España el primer Gobierno de coalición de la Historia de este período democrático, pero también son plazos ajustados por el calendario.

Ni fútbol ni investidura

Sin ir más lejos, uno de los máximos dirigentes del PSOE, Abel Caballero, se ha dirigido a la Liga de Fútbol para exigir que no haya partido a la hora de la cabalgata. El Celta se enfrenta a Osasuna a las 21.00 h. “Esta designación es muy mala idea, porque falta mucha sensibilidad. Ese día lo correcto es que no hubiese fútbol a partir de las seis de la tarde para que las familias puedan ir a la Cabalgata de Reyes y reunirse a la hora de la cena. El momento de la Cabalgata de Reyes tendría que ser sagrado y a ella acudirán muchos celtistas con sus hijos. No es normal que se juegue un partido el 5 de Enero a las nueve de la noche". Si no puede jugarse un partido de fútbol, ¿puede decidirse el Gobierno de España?

Según el PNV, que pocas veces habla por casualidad, mejor después de Reyes. “A veces, me da la sensación de que se quieren forzar las cosas demasiado”, dijo Esteban. “Formalmente todo sería mucho más tranquilo si fuera a partir del 8 de enero”, apuntó este miércoles en su comparecencia.