Villacís, Rivera y Aguado en uno de los últimos actos de la campaña del 10-N

Villacís, Rivera y Aguado en uno de los últimos actos de la campaña del 10-N Efe

Política Relevo en Ciudadanos

Aguado no descarta postularse como líder pero supedita su decisión a una charla con Arrimadas

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid sopesa dar el paso, pero esperará a que Arrimadas mueva ficha.

Noticias relacionadas

La dimisión de Rivera ha dejado en el aire el liderazgo de Ciudadanos. De momento, el grueso de dirigentes apuesta por "pasar el duelo" y esperar a que pasen unos días. No obstante, Ignacio Aguado, según fuentes de su entorno, no descarta dar el paso. Aunque sólo moverá ficha tras “mantener una conversación con Arrimadas”.

Según ha trasladado a su entorno, Aguado, en principio, apuesta por Arrimadas como “candidata de consenso”, pero supedita su apoyo a una charla con la portavoz en el Congreso en la que pretende escuchar "su proyecto de partido”.

Arrimadas siempre ha sido fiel a Rivera y quienes la conocen reiteran que no estaba en sus planes disputarle el puesto al hasta ahora presidente de su partido. "A ver qué dice. Es la sucesora natural, pero no nos ha comentado nada”, arguyen hasta tres miembros de la recién disuelta Ejecutiva.

En esa tesitura, podría jugar su papel Ignacio Aguado, ahora mismo uno de los cargos institucionales más importantes de Ciudadanos. En esta campaña, según apuntan algunos de sus compañeros, el mandatario madrileño “no ha estado muy cerca de Rivera” y “se ha alejado algo de las siglas”.

Desde su equipo, sin embargo, contradicen esta versión: "Le ha acompañado en varios actos en Madrid y ha apostado por el proyecto viajando a Sevilla, Cádiz, Malaga, Valencia y Alicante".

Quienes sí lo ven postulándose al cargo mencionan que Aguado, el día del gran acto en Cataluña, no viajó a Barcelona y "se fue a una jura de bandera en Paracuellos del Jarama".

El itinerario es el siguiente: en un plazo no superior a quince días, se convocará el consejo general de Ciudadanos, formado por 160 miembros. Este órgano -único que permanece tras la disolución de la Ejecutiva- alumbrará una gestora de un máximo de quince miembros. A partir de ahí, se abrirá el proceso de primarias que culminará en el Congreso extraordinario.