Miquel Iceta junto a Pedro Sánchez en un acto en Cataluña

Miquel Iceta junto a Pedro Sánchez en un acto en Cataluña Efe

Política elecciones generales 10-N 2019

Iceta presume de forzar a Sánchez a incluir la plurinacionalidad en el programa del PSOE

Sánchez 'rectifica' el programa "filtrado" en el que no se incluía esta idea ni la pluranacionalidad. El líder del PSC se jacta de obligar a hacerlo.

"El PSOE no se ha movido ni se moverá nunca de su propuesta de federalismo". Este es el mensaje que el PSOE quiere dejar claro después de que este martes se filtrara que los socialistas habían eliminado de su programa electoral toda referencia a la plurinacionalidad y el Estado federal, lo que había producido cierto malestar en los socialistas catalanes.

Según ha asegurado el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el programa sí incluirá estas dos consideraciones y ha explicado que lo que se ha filtrado a los medios de comunicación era "un borrador no terminado" y que "por supuesto" aparecerá en el programa "la declaración de Barcelona y de Granada". 

Una vez incluido en el programa definitivo, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha aplaudido que el PSOE recupere los guiños al federalismo. Lo ha hecho con un tuit en el que ha escrito que gracias a "las presiones del PSC" la plurinacionalidad y el Estado federal aparecerán de forma expresa y clara en el programa electoral del PSOE para las elecciones del 10-N. 

Los socialistas catalanes llevan años proponiendo mayor autogobierno para Cataluña y el blindaje de las competencias como soluciones para la situación política. También que se reconozca a Cataluña como nación.

La Declaración de Barcelona es un documento pactado entre el PSOE y el PSC en julio de 2017, inmediatamente después de la victoria de Pedro Sánchez en las primarias que le devolvieron a la Secretaría General del partido y del 39 Congreso del que salió su actual Ejecutiva y los nuevos Estatutos del partido, para lo que necesitó el apoyo de los socialistas catalanes.

El texto iba más allá de la actualización del Estado de las Autonomías que plantearon los socialistas en la Declaración de Granada de 2013 al defender una reforma de la Constitución que "haga de España un Estado federal" y avance "hasta reconocer plenamente su carácter plurinacional". En concreto, con respecto a Cataluña, esa reforma debería contemplar "el reconocimiento de las aspiraciones nacionales de Cataluña".

Aunque la reforma constitucional es el objetivo definitivo, la Declaración de Barcelona proponía iniciar desde el mismo momento de su aprobación una serie de cambios para profundizar el autogobierno de Cataluña y recuperar algunos de los aspectos que el Tribunal Constitucional tumbó del Estatut de 2016, después de que fuera votado por los catalanes en referéndum.

Así, defendía una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, "incorporando las previsiones sobre el Consejo de Justicia de Catalunya y configurándolo como una instancia desconcentrada del propio Consejo General del Poder Judicial".

Reclamaba culminar el traspaso de las transferencias pendientes y de los recursos necesarios para hacerlas efectivas en temas
tales como salvamento marítimo y protección civil, formación sanitaria especializada, mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales o ejecución de la legislación estatal en materia de trabajo y relaciones laborales. Y exigía garantizar que los Presupuestos Generales del Estado destinen el porcentaje de inversión que corresponde a la participación de Cataluña en el PIB de España, entre otras cuestion