Estudio demoscópico realizado entre los días 24 y 26 de octubre de 2019.

Estudio demoscópico realizado entre los días 24 y 26 de octubre de 2019.

Política ENCUESTA EL ESPAÑOL - SOCIOMÉTRICA

Sánchez, en peligro por la desmovilización del 22% de votantes del PSOE y del 25% de Podemos

PP y Vox crecen gracias a las dudas de los votantes de PSOE, Podemos y Cs. Los seguidores de Abascal, los menos tentados a cambiar el voto.

Noticias relacionadas

A menos de dos semanas para las elecciones generales, el mayor enemigo de la izquierda es la desmovilización de su potencial electorado. Una cuarta parte de quienes confiaron en el PSOE o Unidas Podemos el 28 de abril no sabe si volverá a repetir su voto el 10-N. Así se desprende del último sondeo elaborado por SocioMétrica para EL ESPAÑOL que muestra la transferencia de votos entre las distintas opciones.

Según estos datos, el número de indecisos y abstencionistas en el caso del PSOE asciende a un 22,3%, y esa cifra se eleva en Unidas Podemos hasta el 25%. De ser hoy las elecciones, esa situación pondría en serio peligro el triunfo de la izquierda y, por tanto, las posibilidades de Pedro Sánchez para formar gobierno.

La desmovilización entre los votantes es todavía más preocupante para Ciudadanos, dado que, a tenor de SocioMétrica, un 29,2% de los españoles que apostaron por Albert Rivera todavía no sabe si volverá a confiarle su papeleta. El votante de centro es, tradicionalmente, el menos vehemente y el más selectivo a la hora de acudir a las urnas.

El trabajo de campo de esta encuesta se realizó entre los días 24 y 26 de octubre, es decir, después de producirse la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos, que tuvo lugar el jueves. Los resultados indican que la izquierda no logra rentabilizar el traslado del dictador.

En cambio, quienes tienen más claro su voto el 10-N son quienes confiaron en Pablo Casado y Santiago Abascal el 28-A. Entre los que votaron al PP, sólo un 9,2% se muestra indeciso o abstencionista. En el caso de Vox, esa cifra se reduce al 6,4%. Su partido es el que presenta un electorado más movilizado y convencido.

Tanto el PP como Vox, de acuerdo con este pronóstico, crecen gracias a la desmovilización de los votantes de PSOE, Podemos y Cs. De hecho, durante estos días de precampaña, Pedro Sánchez está apelando constantemente al voto de los indecisos. Una “alta participación”, en palabras del candidato socialista, favorecería la formación de un “gobierno progresista” y evitaría el bloqueo político.

Vox: electorado fidelizado

Además de ser el más movilizado, el electorado de Vox es también el más fiel, el menos tentado a optar por otro partido. El estudio de SocioMétrica estima que un 80,2% de los que apoyaron al partido de derecha radical el 28-A volverá a hacerlo en esta contienda electoral. En Vox, conscientes de ello y con el fin de ensanchar aún más su base, siguen con su estrategia de marcar perfil propio, atacando a unos y otros y presentándose como la única alternativa frente a la “izquierda radical” y los partidos del “consenso socialdemócrata”. 

El segundo en fidelidad de su electorado es Pablo Casado, con un 78,3%. Los votantes de PSOE (67,8%) y Unidas Podemos (56,5%), ya se ubican en números significativamente más bajos, pero es Cs el más perjudicado si hablamos de apego al voto. Sólo un 36,8% del electorado de Rivera de hace seis mes se mantendría firme en esta nueva cita electoral.

El PP crece a costa de Cs

El auge del PP que confirman todos los pronósticos demoscópicos se produce, sobre todo, a costa de Ciudadanos y, en menor medida, de Vox. El análisis de transferencia de votos revela que Cs pierde un 18,8% de sus votantes en favor del PP; un 11,3% en favor de Vox y un 2% en favor del PSOE. En sentido inverso, lo que roba Cs al resto de fuerzas es prácticamente anecdótico.

El PP también pesca en el caladero de votos de Vox, pero menos. Hasta un 8,6% de españoles que eligieron el 28-A al partido de Abascal se pasarán al PP. Y exactamente lo mismo ocurre al revés: un 8,6% de votantes populares asegura que ahora votará al partido de la nueva derecha. 

Por su parte, un 8,7% de los que depositaron su confianza en la formación de Iglesias en abril se refugiarían ahora en la candidatura de Sánchez, mientras que sólo un 4% del electorado socialista cambiaría su papeleta por Podemos. Por su parte, la plataforma de Íñigo Errejón, Más País, irrumpiría a costa del 9% de los votantes de Podemos y del 3,7% de los de Sánchez.

Ficha técnica

Se han realizado 1.100 entrevistas a ciudadanos mayores de edad en sistema multicanal panel online, telefonía fija y telefonía móvil, entre los días 24 a 26 de octubre. La matriz final se ha equilibrado por sexo, edad, CCAA y recuerdo de voto. Error <+/3%.

Los cálculos de equilibraje y escaños están automatizados con Gandia Integra © y algoritmos “R”. Incluyen controles de calidad internos y código CCI/ESOMAR y LOPD. SocioMétrica es miembro de AEDEMO y ANEIMO.