El presidente del PP, Pablo Casado, en un acto en Cuenca.

El presidente del PP, Pablo Casado, en un acto en Cuenca. PP

Política ELECCIONES GENERALES 10-N

Sondeos del PP consolidan los 100 diputados para Casado y auguran que Rivera no pasará de 20

Según se acerca el 10-N, el PP crece más y más. La directriz es seguir la comunicación y el argumentario que proponga la dirección nacional.

Quedan apenas unos días para que arranque oficialmente la campaña electoral y en Génova quieren tenerlo todo bajo control. La coordinación entre la dirección nacional del PP y todas sus delegaciones es clave y el secretario general y director de esta campaña electoral, Teodoro García Egea, no ha querido dejar nada a la improvisación. En su engranaje, nada puede fallar. Al menos, no ahora, que ya tienen encarrilada la campaña.

Cuando el fantasma de las urnas asomaba por el horizonte en el mes de julio, los populares eran absolutamente reacios a que hubiera una repetición de las elecciones. Los malos resultados de abril se unían a su experiencia en los comicios: sabían que u obtendrían unas cifras similares, lo que supondría una estocada al proyecto de Pablo Casado que no se podían permitir, o podrían darle la vuelta absolutamente a la situación. Y eso, es lo que ha sucedido. Así lo reflejan sus trackings internos.

Según se acerca el 10-N, el PP crece más y más. De momento, y tras el vaivén político que ha significado para los partidos el desafío separatista y los disturbios en Cataluña y la exhumación de Franco, dan por consolidados los 100 escaños, según aseguran fuentes de Génova a EL ESPAÑOL. Pero no es el único dato llamativo que arrojan sus informes demoscópicos: su crecimiento es, principalmente, a base de Ciudadanos, que no conseguirá más de 20 diputados.

No bajarán de 100

No bajarán del centenar de sillones. Ese escenario ya no es viable, apuntan los sondeos propios del PP, siempre y cuando se mantengan en la misma línea de estas semanas: moderación, sentido de Estado y, sobre todo, un discurso centrado en la economía. Mucha economía.

La dinámica es simple, afirman fuentes del comité de campaña a este periódico: nada se puede descarriar y todo ha de continuar con la sinergia actual. En pocas palabras, “no entrar al trapo de la izquierda y mantenernos en nuestro perfil. Vamos en la buena dirección”. “Al PSOE la estrategia de Franco y Cataluña no les ha funcionado como esperaban”, analizan.

La coyuntura no les puede favorecer más, consideran, con Ciudadanos atacando al PSOE y Sánchez con Cataluña “pero después ofreciendo pactos de Estado” y con Vox desplegando todo el poderío de su argumentario. “A ellos se les ve muy escorados y a nosotros, el partido centrado. Cuanto más se escore Vox, mejor”.

"Nadie a su libre albedrío"

Los únicos territorios que sí pueden diferenciarse de la tesis marcada por Génova son Navarra y Asturias, por sus acuerdos con UPN y Foro. En el resto del país, los populares están capitalizando el voto de centro tras el fracaso de la coalición España Suma.

Desde Génova consideran que tienen oportunidades reales de llegar a la Moncloa en noviembre y por eso no quieren dar pasos en falso. La directriz es seguir la comunicación y el argumentario que proponga la dirección nacional y que las delegaciones provinciales “no entren ni a matices”. “No puede ser que nos salpique que un tío que la líe en Zaragoza o en Córdoba con una barbaridad que perjudique a Pablo”, justifican.

En resumen: nadie a su “libre albedrío”. “Nosotros somos el partido fiable y así nos tenemos que mostrar”, comentan. Su plan de consolidación y movilización está en marcha. Quedan quince días… y están seguros de que hay partido. De nuevo.