Lorena Roldán es portavoz nacional de Cs y candidata a la presidencia de Cataluña.

Lorena Roldán es portavoz nacional de Cs y candidata a la presidencia de Cataluña.

Política ENTREVISTA

Lorena Roldán: "Ahora en Cataluña puedes tener a un radical de vecino haciendo explosivos"

"Fui votante socialista hasta que el PSC hizo el tripartito con ERC"/ "En la defensa de las libertades en Cataluña jamás nos verán cambiar".

Noticias relacionadas

La expresión “bautismo de fuego” tiene un origen tan antiguo como difícil de ubicar, pero el significado está claro: se aplica al soldado que se estrena en batalla. Lorena Roldán (Tarragona, 1981), candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat y portavoz nacional del partido, recibió golpes de todos los colores en la moción de censura que le tumbaron la semana pasada. Ella también repartió. 

Atiende esta entrevista sólo unas horas antes de conocerse la sentencia del procés. Su gesto cálido no es obstáculo para la contundencia del argumento. No le molesta que la comparen continuamente con su predecesora, Inés Arrimadas, a la que dice admirar. Confía en sus posibilidades.

En el Parlament, su escaño está a apenas un par de metros del de Quim Torra. Sin embargo, apenas hablan porque “casi nunca nos cruzamos por los pasillos”. 

¿Por qué decidió presentar una moción de censura a Torra en contra de lo que venía manteniendo Ciudadanos?

Por lo que había pasado los días previos en Cataluña. Vivimos una de las semanas más negras del independentismo. La Guardia Civil detuvo a varios integrantes de comandos radicales separatistas por tenencia de explosivos y un listado de posibles objetivos. La prensa desveló que uno de esos detenidos dijo que Torra estaba al corriente de sus planes. Eso marca un antes y un después.

El presidente de la Generalitat aplaude y jalea a quienes pueden acabar condenados por terrorismo. Se convocaron manifestaciones de acoso a la Guardia Civil, donde se entonaron cánticos propios de ETA: “Pim, pam, pum, que no quede ninguno”. La moción de censura era una obligación democrática y moral.

Usted se cruza con Torra por los pasillos del Parlament. ¿Le ha podido preguntar acerca de ese vínculo con los presuntos terroristas? 

Las dependencias del Gobierno están en el Palau de la Generalitat, sólo coincidimos los días de pleno. No he tenido oportunidad de decírselo en el pasillo. Pero el miércoles, en la sesión de control, le hicimos una pregunta encaminada a eso. ¿Qué papel ha jugado en esta trama? Torra, por supuesto, no contestó. También hemos presentado un escrito en la Fiscalía para que lo investigue. En ningún momento se ha desmarcado de todo esto.

Ha tenido la posibilidad de condenar la violencia, pero no lo ha hecho. Es muy peligroso. En otras ocasiones lo hemos visto jalear a los comandos separatistas y presumir de que son amigos y familiares suyos. En cuarenta años de democracia no hemos visto a ningún lehendakari aplaudir y defender a presuntos terroristas. Aquí hemos tenido que verlo. Con mucha vergüenza.

Siempre habían argumentado que perder ese tipo de votaciones fortalecía y unía al separatismo… ¿Ha sucedido eso en esta ocasión?

Están a matar, pero para defender y jalear a presuntos terroristas se ponen de acuerdo en un momento. También para reaccionar a la sentencia del procés con desobediencia en la calle. Somos conscientes de que la suma no daba, pero todo esto estaba por encima de la aritmética: era el momento idóneo para unir al constitucionalismo y mandar un mensaje a esos catalanes que sufren por la ruptura de la convivencia. Ven que su seguridad está en riesgo.

En Cataluña, ahora puede que al lado de tu casa tengas a radicales separatistas haciendo mezclas para crear explosivos y atentar. Eso genera miedo en la población. El PSC no quiere frenar a Torra, no lo entiendo. Prefiere contentarle.

A veces, da la sensación de que el principal objetivo de la moción era desgastar al PSOE. Ustedes ya sabían que no les iban a apoyar...

Estuve hablando con Iceta. Le insistí mucho para que fuéramos de la mano. A pesar de su negativa, seguí insistiendo. Era una moción por encima de las siglas. 

¿Y él qué le respondía?

Hablaba de la suma aritmética. El PSC no ha sabido estar a la altura de las circunstancias. Prefirió dar una buena noticia a Torra que a los catalanes. Cuando se pone en juego la democracia, no puede haber medias tintas. Tampoco fue una sorpresa.

En la moción de censura, el PSC prefirió dar una buena noticia a Torra que a los catalanes

¿El PSOE es un partido constitucionalista?

Sánchez se ha borrado del constitucionalismo y también ha borrado al PSOE. Aquí en Cataluña, la actitud del PSC no nos sorprende porque les hemos visto defender el derecho de autodeterminación, el referéndum… Han cuestionado el trabajo de los jueces, no responden acerca de los indultos…

Ahora que han aparecido explosivos, es el momento de que abandonen su equidistancia. Gobiernan con los nacionalistas en muchos ayuntamientos y en la Diputación de Barcelona.

Miquel Iceta, durante el debate, la llamó “fracasada”.

La reunión previa transcurrió con total cordialidad. Me sorprendió su actitud, no nos tiene acostumbrados a eso. Con Torra y los abusos del separatismo, en cambio, es muy suave, no se pone tan bravo. Conmigo tuvo esa delicadeza. Si alguien fracasó en la moción de censura, fueron los socialistas. El Gobierno de España tampoco hace nada. Mientras, el presidente de la Generalitat aplaude a los violentos. 

El PSC sitúa a los independentistas en un extremo y a Ciudadanos en el otro para colocarse en el centro. ¿Lo están consiguiendo? ¿Es ése el motivo de su subida en las encuestas? 

No sé a qué se debe esa subida. Son encuestas y las tomamos como lo que son. Si nos fijamos en los sondeos anteriores al 28-A, no fueron muchos los que acertaron. Estamos acostumbrados a ganar a los pronósticos en las urnas. Respecto a la estrategia del PSC… Por sus hechos los conoceréis. Sus socios son los nacionalistas y los populistas. También lo hemos visto en Navarra o Valencia. 

La tercera vía que propone Iceta, ¿sería solucionar el problema o aplazarlo? 

Quizá tendría que explicarlo él. Cambian de opinión cada cuarto de hora.

En la defensa de los derechos y libertades de los catalanes no nos verán cambiar de opinión

Ustedes también cambian mucho de opinión últimamente...

No. En la defensa de los derechos y libertades de catalanes no nos verán cambiar de opinión jamás. Sin embargo, escuché a Iceta hace no mucho que debemos esperar unos años y así poder realizar un referéndum para separar a Cataluña de España. También ha dicho que si piden perdón, nos olvidemos de todo. Oiga, ¡que están siendo juzgados por haber dado un golpe contra el Estado! La ley debe ser igual para todo el mundo. No sé a qué se refiere con esa tercera vía. ¿A seguir dando alas al nacionalismo como hace ahora?

Un compañero suyo, Juan Carlos Girauta, define a los dirigentes del PSC como “paniaguados”, “lameculos”, “traidores”… ¿Comparte los adjetivos?

No comparto esas palabras. No son las que yo escogería. Mi opinión sobre el PSC ha quedado clara. Son incapaces de ponerse en el lado correcto de la historia. Creo que su actitud tampoco la comparten muchos de sus votantes. Lo percibo porque la gente se nos acerca y nos lo dice.

Roldán, durante la entrevista, celebrada en el Parlament en un día de pleno.

Roldán, durante la entrevista, celebrada en el Parlament en un día de pleno. Cs

Ustedes definieron como “banda” a un grupo formado por Sánchez, Iglesias, Torra y Otegi que iba a hacerse con el gobierno del país. Visto que no hubo investidura y que vamos a volver a votar, ¿fue ese el principal error de cálculo de Ciudadanos? 

El señor Sánchez tenía elegidísimos a sus socios. Allí donde ha podido ha pactado con populistas y nacionalistas. El ejemplo más claro es Navarra. El problema fue medio ministerio, una batalla de egos. Cuando nosotros, de manera responsable, le pusimos encima de la mesa una solución de Estado también dijo que no. Le ha importado muy poco la millonada y el hartazgo que cuesta una repetición electoral.

Pero, ¿sigue existiendo la “banda”?

Pensamos lo mismo que antes. Sánchez no ha querido romper su pacto con los nacionalistas en Navarra, tampoco en Cataluña. No ha querido sentarse con PP y Ciudadanos para planificar una reacción a la sentencia.

Entonces, ¿usted cree que la “banda” existe y sigue funcionando?

Me remito a los hechos. Quiero remarcar que hemos pedido que cambie de aliados. Debe darse cuenta de que pacta con quienes quieren liquidar nuestro país. Le hemos puesto sobre la mesa un gran acuerdo nacional. 

¿Cómo se encuentra usted, personalmente, más cómoda: con el no absoluto a Sánchez o con el nuevo giro al centro?

Nosotros no nos movimos del centro.

Si los ciudadanos quieren que estemos en la oposición, trataremos de sacar adelante los pactos de Estado

Llámelo como quiera. Pero, ¿está más cómoda con el cordón a Sánchez o sin él?

Nosotros hemos sido responsables ante el bloqueo. Eso exige que nos adaptemos a las circunstancias. Todo el mundo, en la calle, nos pide que nos pongamos de acuerdo. Ante la irresponsabilidad de Sánchez, nosotros somos responsables. Trabajamos para que haya una mayoría alternativa al PSOE, pero si los ciudadanos quieren que estemos en la oposición, trataremos de sacar adelante los pactos de Estado.

Ahora Ciudadanos se abre a investirle y antes no. 

Fuimos capaces de poner sobre la mesa una solución de Estado cuando Sánchez dejó de negociar con sus socios. Seguimos pensando exactamente lo mismo de él. Su portazo al constitucionalismo es muy peligroso, pero la situación ha cambiado, no nos podemos permitir otros seis meses de parálisis.

¿La sombra de Inés Arrimadas es alargada? ¿Está cansada de que la valoren siempre con ella en el espejo?

Es normal que se hagan esas comparaciones. No me molesta. Inés es un referente político, he crecido a su lado. La admiro como persona y como profesional. Si alguno lo quiere utilizar para hacerme daño, no lo conseguirá. Evidentemente, hay diferencias entre ambas. Aunque es normal que nos parezcamos porque defendemos las mismas ideas y valores.

Marque perfil propio: ¿cuáles son las principales diferencias entre la anterior candidata y usted? 

Se irán viendo.

¿Cuáles son?

No soy muy dada a hablar sobre mí. Soy bastante tímida en ese aspecto.

¿Una política tímida que no habla de sí misma? ¡Eso sí que es inédito!

Prefiero que sea la gente quien lo vea. Cada una tiene su personalidad. Estoy contenta de haber cogido su testigo y el de Albert.

El liderazgo de Albert Rivera es indiscutible. Estoy convencida de que le veremos como presidente del Gobierno

¿Le gustaría que ella sucediera a Rivera si se produjera un descalabro el 10-N?

Se está especulando mucho con ese tema. El liderazgo de Albert Rivera es indiscutible. También en comparación al resto de partidos. Estoy convencida de que le veremos como presidente del Gobierno. 

Cayetana Álvarez de Toledo le lanzó un ataque personal hace muy poco. Se refirió a usted como alguien que “tira de manual y repite siempre esas mismas frases, idénticas, como sopladas por un asesor”. ¿Qué le responde? 

Me lo dijo a raíz de la propuesta “España Suma”, que nosotros no compartimos. Que piense lo que quiera. No es momento de que nos ataquemos los unos a los otros. Es tiempo de poner sobre la mesa lo que nos une. Si sumamos con el PP, nos comprometemos a formar gobierno en menos de un mes. 

¿A qué achaca la caída de Ciudadanos en las encuestas catalanas? ¿Realmente cree posible volver a ganar las elecciones? 

Tomo los sondeos los acogemos con respeto y prudencia, pero hemos demostrado conseguir cosas que nadie espera. En 2017 las encuestas apuntaban a ERC como ganador. Luego quedaron terceros. Ganamos en votos y escaños al nacionalismo. Mire también el caso de Andalucía.

Lorena Roldán, en el Parlament, se sienta a apenas dos metros de Quim Torra.

Lorena Roldán, en el Parlament, se sienta a apenas dos metros de Quim Torra. Cs

¿Teme que la sentencia del Supremo fortalezca a un separatismo que ahora sufre una división interna?

Puede que se tiren los trastos a la cabeza, pero se ponen de acuerdo a la primera cuando se trata de desobedecer y confrontar con el Estado. Torra ordena y los comandos radicales separatistas obedecen.

En caso de que las haya, ¿cuál debe ser la reacción a las turbas?

Tendrán que actuar las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. 

¿Se fía de los Mossos para mantener el orden cuando llegue ese momento?

Yo me fío de los Mossos, el problema son los mandos políticos que intentan darles órdenes. Pido a Torra que les deje hacer su trabajo. Se cortan carreteras, se queman neumáticos y no hacen nada. Sí actúan cuando se pone el himno de España. ¿Por qué? Por esas órdenes políticas.

Rivera, Arrimadas y decenas de cargos de su partido han recibido amenazas en Cataluña. ¿Usted también?

Sí, como tantos compañeros del partido. No me gusta hablar de este tema porque los concejales en los pueblos lo pasan mucho peor. Había un tuitero que me amenazaba por las redes sociales, que me decía barbaridades. Fue condenado. Prefiero no repetirlas. En los últimos días que mi presencia mediática ha sido más elevada, la presión se ha recrudecido.

Yo me fío de los Mossos, el problema son los mandos políticos que intentan darles órdenes

¿Existen motivos, a día de hoy, para aplicar ya el 155? 

Sí, existen. Hoy mismo ha llegado un apercibimiento del Tribunal Constitucional. Avisa al presidente del Parlament de que no se pueden aprobar resoluciones contra la Carta Magna. 

Albert Rivera define TVE como “TeleSánchez”. ¿Qué es para usted TV3?

TeleProcés. 

¿Realmente se puede desmontar el histórico entramado de subvenciones al nacionalismo? 

Una de las propuestas que llevamos en el programa es realizar una auditoría para saber en qué se gasta el dinero el nacionalismo. Esos chiringuitos que sólo sirven para hablar mal de España. Habría que levantar alfombras y abrir las ventanas. 

A raíz de las detenciones de la facción más violenta de los CDR, ¿cree que existe un riesgo real de que se produzcan atentados en Cataluña?

Se ha detenido a varias personas, que han confesado tener ese material y un listado de objetivos. ¿Quién nos dice, entonces, que no haya más gente en la vía de la violencia?

Estos días se han incrementado los tics de carácter totalitario: el acoso a una periodista, la coacción a un médico por no hablar en catalán, los espías en los colegios… ¿Cómo se puede luchar contra eso?

No se han incrementado en los últimos días. Llevamos viéndolo mucho tiempo. El nacionalismo multa a los comercios por no rotular en catalán. Se señala y se acosa a concejales por defender sus ideas. Nos han declarado personas non gratas en distintos pueblos de Cataluña. Lo de los niños en los colegios es una aberración. En sus libros de texto se habla de Alemania y Cataluña como dos países de la Unión Europea. ¿Cómo nos va a extrañar? Para Torra, el español es la lengua de las víboras.

Lo de los niños es una aberración. En sus libros se habla de Alemania y Cataluña como dos países de la UE

¿Cree que Torra tiene criterio propio o que actúa al dictado de Puigdemont?

Puigdemont sabía muy bien a quién dejaba como heredero: alguien capaz de poner por escrito que los catalanes constitucionalistas somos "bestias con forma humana", que corremos el riesgo de deshacernos como un azucarillo ante el alud inmigratorio… Está en sus escritos. Cada dos por tres se va a Waterloo.

¿Está diciendo que lo hace con dinero público?

Hay una falta de transparencia increíble. Nos enteramos gracias a las preguntas parlamentarias. Creo que fueron 57.000 euros para irse de público a ver el juicio de los procesados por golpistas. También constatamos que gastaron más de medio millón de euros en relación a Waterloo durante los primeros meses de gobierno.

Muchos constitucionalistas catalanes -me viene a la cabeza Albert Boadella- han reconocido un pasado nacionalista, una caída del caballo. ¿Lo tuvo usted? 

No. Fui votante socialista hasta que el PSC hizo el tripartito con Esquerra Republicana. Ahí me quedé huérfana. Hasta que escuché a Albert Rivera, que se siente catalán y español. Quien los tiene, no debe renunciar a ninguno de esos dos sentimientos.