Sede del PP en pleno recuento el 28-A.

Sede del PP en pleno recuento el 28-A. Efe

Política PARTIDO POPULAR

Los '100 de Génova' que Casado busca recolocar en sus gobiernos de la ciudad y la Comunidad de Madrid

El partido gestiona un documento con los nombres de alrededor de cien empleados que necesita colocar bajo el mando de Ayuso o Almeida.

Noticias relacionadas

Génova vive un baile de sillas desde las elecciones generales del pasado abril. Las turbulencias van más allá de los diputados y los rostros visibles. También afectan a quienes trabajan tras las cámaras. La debacle del 28-A ha redundado en un acelerado plan de reducción de gastos con el objetivo de evitar un ERE. La bajada de las subvenciones recibidas -fruto de los malos resultados- obliga al PP a una brusca reubicación de trabajadores con dos piezas clave: la ciudad y la Comunidad de Madrid.

Estas dos Administraciones se han convertido en la piedra angular de las maniobras emprendidas por los conservadores para amortiguar la cascada de despidos. De ahí que el núcleo duro de Casado respirara hondo con las investiduras de Ayuso y Almeida.

Así, según ha podido conocer este periódico, el partido gestiona un documento conocido internamente como 'Los 100 de Génova', que recoge los nombres de alrededor de un centenar de empleados necesitados de la mencionada recolocación en las fortalezas madrileñas.

Asesores, conductores, secretarias

Se trata, principalmente, de trabajadores del partido en la sede, aquellos que habitan, precisan fuentes de Génova, "desde la planta de recepción hasta la sexta", donde se ubica el área destinada a la tesorería y la gerencia.

Asesores, conductores, secretarias, personal de oficina… Antiguos colaboradores que llevan muchos años ligados al PP y que la dirección no quiere dejar en la calle.

"Es un hecho. Los que han estado toda la vida aquí están encontrando acomodo, por orden de arriba, en puestos de la Comunidad y el Ayuntamiento", relatan fuentes populares. "Van desde gente que trabajaba en el PP de Madrid [que ocupa la primera planta de la sede], hasta la prensa y personal de apoyo de las vicesecretarías".

Bajas voluntarias

Para que estos empleados ocupen un nuevo puesto, otros han tenido que dejar sus posiciones en los gobiernos locales y regionales. Está sucediendo, principalmente, a través de un programa de bajas voluntarias de los trabajadores. De este modo, si se recupera el poder, podrían regresar.

Sin embargo, también hay nombres de políticos en el escrito. La mayoría han encontrado su lugar en otras listas o bajo el paraguas de los poderes de Isabel Díaz Ayuso o José Luis Martínez-Almeida.

Pero hay otros que no, según refieren fuentes regionales y municipales. Se trata de aquellos colaboradores que tenían relaciones muy cercanas a Ángel Garrido o Cristina Cifuentes. Ellos no tendrán el resguardo del aparato popular. Al menos, de momento.