Quim Torra, presidente de la Generalitat, inaugura una exposición.

Quim Torra, presidente de la Generalitat, inaugura una exposición. TW

Política

Torra presume de su "desobediencia civil" al negarse a retirar la pancarta por los presos

El presidente de la Generalitat dice estar dispuesto a "asumir las consecuencias" jurídica porque, dice, él pone "la libertad por delante de todo".

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha decidido mantener su desafío y negarse a retirar la pancarta a favor de los políticos presos por el golpe del procés. De hecho, Torra, se ha mostrado este sábado dispuesto a "asumir las consecuencias" que conlleva, a su juicio, el hecho de "poner la libertad por delante de todo".

Un día después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le ordenara retirar el cartel de la fachada de la Generalitat, el presidente catalán, que este viernes ya anticipó que no iba a quitarla, ha apostado este sábado por "poner la libertad por delante de todo y asumir las consecuencias".

"No hay batalla pequeña para la libertad, no hay batalla pequeña para la libertad de expresión, yo querría animarnos a todos ante los tiempos que vendrán, en los que hemos de vivir para reclamar la libertad con la fórmula que sabemos, que es la radicalidad democrática, el republicanismo, la defensa integral de los derechos civiles, sociales y políticos, y la no violencia y, cuando sea necesario, la desobediencia civil", ha dicho Torra.

El presidente catalán ha hecho estas declaraciones en Santa Coloma de Farners (Gerona) durante la inauguración de una exposición del pintor Joan Jordà, exiliado en Francia en 1939, del que ha resaltado que "desobedeció y se exilió" y cuya obra expresa "con crudeza el horror que sufrieron miles de catalanes y miles de republicanos catalanes y españoles".

El presidente del Ejecutivo catalán ha destacado que la obra de Jordà expresa "con crudeza el horror que sufrieron miles de catalanes y miles de republicanos". Durante el acto, también ha intervenido la alcaldesa de Santa Coloma de Farners, Susagna Riera, y el comisario de la exposición, Sebastià Goday.