Albert Rivera y Pablo Casado en una imagen de archivo.

Albert Rivera y Pablo Casado en una imagen de archivo.

Política PARTIDO POPULAR

Dirigentes del PP contra el nombre de España Suma: “El país también es de quien no nos vota”

"Apropiarse de España es un error", desliza un dirigente. Otros miembros populares consideran que puede ser fácil hacer contrargumentario.

Noticias relacionadas

Dentro del Partido Popular hay dos certezas. Una, que Pablo Casado es el líder natural e indiscutible de la oposición a Pedro Sánchez. Otra, que la coalición 'España Suma' es una buena idea. Pero cuando se ahonda en la idea de esa fórmula que integraría a todos los partidos de centroderecha que "prioricen la unidad de España", diferentes voces con peso en el seno de la formación comienzan a desgranar en los posibles "fallos".

Empezando por el nombre. "Es el signo natural del partido, por donde tenemos que ir si queremos gobernar. Pero España nos pertenece a todos, también a quienes no nos votan. Apropiarse de España es un error", desliza en privado un destacado miembro de la dirección del partido.

"No es mala idea llamarnos 'España Suma', porque el origen de la iniciativa y de la marca está por priorizar la unidad de España como solución a Cataluña y menos por otra alternativa de consenso. Pero no viene demasiado a cuento venir con este tipo de mensaje ahora, que hay a quien le puede recordar a un lenguaje guerracivilista y sería fácil hacer el contrargumentario", comenta otra fuente del grupo parlamentario en el Congreso. "Pero juntos sumamos más que por separado".

"España Suma es utópico"

El hecho de que el PP se convierta en el aglutinador de los votos de centroderecha bajo otras siglas, sin embargo, sí convence. "Todo el mundo es consciente de que nos unimos o no gobernamos", comenta una histórica diputada de la bancada popular. "Lo del nombre es lo de menos: antes éramos Alianza Popular, después Partido Popular... Si es buena idea, adelante". 

Otras fuentes consultadas consideran 'España Suma' como un gran acierto estratégico, "pero siendo conscientes de que es una idea que jamás va a salir". "No van a aceptar ni Ciudadanos ni Vox: es utópico, salvo que Rivera se vuelva loco. Les obliga a admitir delante de su electorado que nosotros estamos por delante", comenta otro histórico de Génova, 13.

Lo de diluir las siglas no parece tan grave. Al menos, visto desde el Parlamento. "Una vez que estás en la estrategia de sumar... qué más da diluir si es para llevar el liderazgo", continúa. "Perder la marca PP es muy complicado, sobre todo en los territorios: es nuestra gran fortaleza".

"La derecha solo gana unida"

Pero desde la periferia el proyecto no se ve con los mismos ojos. Miembros del PP vasco, por ejemplo, no consideran "buena idea fundirse con Cs y Vox cuando aquí no cuentan nada". Similar parecer comparten sus homólogos gallegos, que creen que es importante mantener perfil propio y no dar alas a otros partidos que no tienen implantación en esas comunidades.

La línea desde la dirección nacional es otra. "Todos sabemos que hay que refundirse. La derecha sólo gana cuando está unida. Hay que evitar debates estériles: esta es una forma de defensa del PP", indica otra de las fuentes consultadas.

"Realmente, me da la sensación de que los otros dos aludidos no están por la labor ni de refundarse ni de refundirse", resume una diputada popular en el Congreso. "No es mala idea, pero aún está por terminar de perfilar".