Pablo Iglesias en la sesión de investidura de Pedro Sánchez.

Pablo Iglesias en la sesión de investidura de Pedro Sánchez.

Política INVESTIDURA

La oferta 'in extremis' de Iglesias que no sirvió de nada: "Bastan las políticas activas de empleo"

El líder de Unidas Podemos dejó a la Cámara en silencio con un último intento desde el atril "tras recibir una sugerencia de un dirigente del PSOE".

Noticias relacionadas

"Una negociación de Gobierno se merece al menos no ser cutre", así comenzó de duro Pablo Iglesias su intervención de este jueves en el segundo debate de investidura de Pedro Sánchez. Acusando a la vicepresidenta de haber filtrado "manipulando el documento" su texto de "propuestas" como si fuese de "exigencias" en la tarde noche del miércoles.

Y lanzó una última propuesta por sorpresa e in extremis: "Renunciamos al Ministerio de Trabajo si nos ceden las competencias de políticas activas de empleo, como me ha sugerido un alto dirigente histórico de su partido tras escuchar su discurso". El líder de Unidas Podemos reveló una supuesta conversación por mensaje telefónico con un histórico del socialismo: "Pídele las políticas activas de empleo", explicó Iglesias que le sugería ese alto militante del PSOE.

Con eso, dijo el líder morado, les bastaría a última hora para darle el al candidato designado por el Rey. "Mi partido había decidido abstenerse y tenderle la mano para negociar los próximos 10 días. Pero aún estamos a tiempo con esta última propuesta que le acabo de lanzar", insistió Pablo Iglesias. "Si rechazan esta última oferta, aún le seguiremos tendiendo la mano".

Última propuesta de Iglesias: "Renunciamos al Ministerio de Trabajo si nos cede las políticas activas de empleo" Carmen Suárez

Y es que el secretario general de Podemos había escuchado un discurso de Sánchez lleno de desprecios: "Quiero hacer un Gobierno de gente competente", dijo", "y ustedes no tienen ninguna experiencia de manejar presupuestos", siguió comentando con displicencia que eso es, claro, "como consecuencia de su juventud".

"Salir a humillar"

Iglesias trató de no centrarse en el desprecio, aunque reclamó "algo de respeto", y se centró en la política. A pesar de ello, el comentario en la bancada de Podemos, según ha podido saber este periódico era que el discurso de Sánchez había sido "terrible" porque "ha salido a humillar a Iglesias en vez de a intentar hacer un gobierno".

"Es muy difícil negociar en 48 horas lo que no se ha querido negociar en 80 días, a contrarreloj... y , por otro lado, le pido que reflexione si en algún momento nos ha tratado con el respeto debido en estos meses". Las palabras de menosprecio de Pedro Sánchez habían hecho mella en el líder de Unidas Podemos, y en tono calmado, pero firme, le afeó al Gobierno que "no hemos querido sillones, sino competencias".

Después hizo un repaso de las últimas propuestas de este jueves por la mañana, cuando Podemos hizo llegar al PSOE una última propuesta de desbloqueo. Y le lanzó una propuesta en la que reclamaba los ministerios de Trabajo, Ciencia y Sanidad, además de una Vicepresidencia social con competencias en Igualdad y Memoria Democrática.