Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, ante los medios de comunicación.

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, ante los medios de comunicación. Efe

Política

Calvo y Lastra negocian contrarreloj con Montero y Echenique: "Habrá acuerdo el lunes"

La vicepresidenta confirma que los contactos no han cesado desde la tarde del viernes, cuando Iglesias anunció que daba un paso atrás.

Noticias relacionadas

PSOE y Unidas Podemos negocian sin descanso desde el viernes por la tarde, cuando Pablo Iglesias anunció que dejaba de ser un "escollo" y renunciaba a cualquier cargo en el futuro gobierno de coalición. Lo confirmó este sábado la vicepresidenta, Carmen Calvo, convencida de que el lunes, cuando arranca la sesión de investidura, "habrá acuerdo".

"(Pedro) Sánchez me llamó y me dijo que iniciara las conversaciones con el señor (Pablo) Echenique, explicó Calvo -entrevistada en La Sexta Noche-, a la que acompaña en la tarea la vicesecretaria general socialista, Adriana Lastra. Por parte de los morados, la portavoz parlamentaria, Irene Montero, también participa en estos contactos contrarreloj.

Con Iglesias fuera de la ecuación, el diálogo fluye, según la propia Calvo, para quien era un problema que el presidente tuviera que estar a las órdenes "de otro líder político". Eso sí, quiso puntualizar que "nunca ha habido una mala relación ente ellos".

Al fin se está hablando de programa, de contenido, y hay sintonía. No obstante, el ingreso de Unidas Podemos en el ejecutivo también obliga a abordar el reparto de cargos. En este sentido, Sánchez y su equipo tienen claro que hay carteras a las que el PSOE no va a renunciar, que son las consideradas de Estado, casos de Interior, Justicia, Defensa y Exteriores. Una vez se concreten los ministerios que caen en manos de los socios, tocará entrar en nombres propios.

La unidad de España

La situación se ha destensado pese a que al comienzo de la semana, con la entrevista de Sánchez en la SER, parecía que todo saltaba por los aires. Calvo prefiere "no hacer una lista de las cosas" que le han parecido mal en estos meses y llama a "aprovechar la oportunidad".

Adelantándose a las críticas que va a levantar el socio de gobierno, en especial por su postura sobre Cataluña y los presos del 'procés', Calvo recalcó asimismo que Sánchez y todos los componentes de su gabinete "serán garantía de la unidad de España, sin duda", sin admitir "ningún matiz, ningún desliz" en este sentido.

Este mismo lunes, cuando se prevé se anuncie el acuerdo, arranca el debate de investidura. Será a las 12:00 horas. El martes se producirá la primera votación, en la que Sánchez no cuenta con opciones porque necesita 176 votos, mayoría absoluta. El jueves, 48 horas después, habría investidura si a PSOE y Podemos se suman PNV, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria y la abstención de ERC y EH Bildu, algo que para los socialistas es factible.