La socialista Mª Pilar Sánchez (i) y la alcaldesa popular Ana Millán (d), con el Ayuntamiento de Arroyomolinos de fondo.

La socialista Mª Pilar Sánchez (i) y la alcaldesa popular Ana Millán (d), con el Ayuntamiento de Arroyomolinos de fondo. E.E.

Política MADRID

El PP también 'compra' al PSOE en Arroyomolinos, otro municipio marcado por la Púnica

Una edil socialista apoya al tripartito que encabezan los populares a cambio de ser "Concejala Delegada especial" por 47.633 euros.

Noticias relacionadas

El Torreón de Arroyomolinos, emblema de este municipio madrileño de más de 30.000 habitantes, ha sido testigo de excepción de varios casos de corrupción en los últimos años. El Ayuntamiento del pueblo se vio implicado en el caso de Waiter Music, empresa de eventos de la trama Púnica que inflaba los costes de los conciertos a cargo de las arcas públicas hasta más de un 50%.

La vorágine de corrupción continuó hasta el año pasado, cuando el alcalde Carlos Ruipérez (Cs), tuvo que dimitir al ser imputado por corrupción. La convulsión política, fruto de la corrupción, se reflejó en las elecciones municipales del pasado mes de mayo, que dejaron en Arroyomolinos un mapa político muy fragmentado. Las 21 concejalías se repartieron entre siete fuerzas políticas: PP (5), Cs (4), PSOE (3), Vecinos por Arroyomolinos (3), Vox (3), Podemos (2) y PIARR (1).

Aunque PP, Vox y PIARR se pusieron de acuerdo para gobernar juntos, el Ejecutivo liderado por la alcaldesa Ana Millán (PP) no contaba con mayoría. Ahí entró en escena el acuerdo de “compromiso por el progreso y calidad de vida de las vecinas y vecinos de Arroyomolinos” alcanzado entre PP y PSOE.

Torreón de Arroyomolinos de Madrid.

Torreón de Arroyomolinos de Madrid. P.C.H.

El caso recuerda mucho al que ayer desveló EL ESPAÑOL en Torrejón de Velasco. En este municipio madrileño, el PP “compró” el apoyo del PSOE poniendo un sueldo a una concejal socialista en paro. De hecho, tras la publicación de esta información fueron varios los vecinos de Arroyomolinos que contactaron con este medio para denunciar que la situación política de su pueblo es "muy similar". “Lo que pasa aquí es escandaloso”, aseguraban.

El pacto entre PP y PSOE consiste en un compromiso programático de 13 puntos, firmado por el teniente alcalde popular, Andrés Navarro, y la concejal socialista Pilar Sánchez Torres. Entre las medidas recogidas, destacan el compromiso para "eliminar las torres de alta tensión que atraviesan el municipio", "crear una Concejalía de Medio Ambiente" o "trabajar en la creación de un centro de mayores".

El último punto, el que ha indignado a los vecinos, recoge “la liberación de un concejal del PSOE, que no formará parte del gobierno, con el fin de que se dedique a trabajar en los puntos de acuerdo con dedicación exclusiva”.

Punto 13 del acuerdo programático firmado por el teniente alcalde y la concejal socialista.

Punto 13 del "acuerdo programático" firmado por el teniente alcalde y la concejal socialista. E.E.

47.633 euros

En términos fácticos, el punto 13 se traduce en un sueldo de 47.633,14 euros brutos a la edil socialista por ejercer de “Concejala Delegada especial” con el fin de que se dedique exclusivamente "a trabajar en los puntos de acuerdo”. “Le hicieron una oferta que no iba a poder rechazar”, dice un vecino en términos Coppolianos.

Extracto del documento en el que se recoge cuánto percibirá la edil socialista como Concejala Delegada especial.

Extracto del documento en el que se recoge cuánto percibirá la edil socialista como "Concejala Delegada especial". E.E.

El sueldo percibido por la concejal socialista no dista en exceso del que percibirá un edil de gobierno, 50.192,70 euros, ni del que percibirá la alcaldesa: 58.372,36 euros, el máximo legal para municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes.

Desde el PSOE de Arroyomolinos justifican este pacto asegurando que ayudará a "poner en práctica políticas progresistas en Arroyomolinos". Pero muchos vecinos no están de acuerdo: "Después de todo por lo que hemos pasado, esto es un escándalo. Nos toman el pelo constantemente".

Tras el reparto de concejalías, el PP ha quedado al frente de Medio Ambiente, Mantenimiento de la Ciudad, Educación, Deportes, Juventud, Festejos, Formación y Empleo, Industria y Comercio, Sanidad y Consumo. 

Vox está al frente de la concejalía de Seguridad, Protección, Movilidad y Transportes y también del área de Familia, Economía, Hacienda y Asuntos Sociales. Por último, PIARR controla Cultura y Participación Ciudadana.

"¿Cómo una persona que no forma parte del gobierno y que no tiene una concejalía va a conseguir que se cumplan los acuerdos? Decían [el PSOE de Arroyomolinos] que no iban a hacer política de sillones, pero tienen los principios de Groucho Marx", se queja un vecino.