Política

Otegi mete presión a Sánchez: lo que haga el PSOE en Navarra será "una carta de presentación"

Se ha referido así a la posibilidad de que la líder del PSN, María Chivite, intente formar un Gobierno progresista en Navarra con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Unida.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha afirmado que la decisión que vaya a tomar el PSOE en torno a la posibilidad de que la líder del PSN, María Chivite, intente formar un Gobierno progresista en Navarra con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Unida, será "una carta de presentación" de Pedro Sánchez "para saber cómo va a ser la legislatura".

En una entrevista a Euskadi Irratia, Otegi se ha referido así al hecho de que la dirección federal del PSOE se desmarque del intento de Chivite de tratar de formar un Gobierno progresista porque necesitaría al menos de la abstención de EH Bildu para superar la investidura.

Así, el dirigente de la izquierda independentista ha señalado que, "si tenemos en cuenta la historia, al final decidirá Madrid", ya que, en su opinión, "aquí las decisiones no las va a tomar María Chivite , sino que se van a tomar en Madrid, porque, para Madrid, Navarra es cuestión de Estado, y siempre lo ha planteado así".

En su opinión, en caso de que finalmente Ferraz no permita al PSN formar Gobierno con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Unida, "Chivite quedaría en mal lugar, pero no solo ella, sino el PSOE". "Si Sánchez, de alguna manera, da el Gobierno de Navarra a la derecha reaccionaria, y, por lo tanto, debido a las presiones de esa derecha, modifica sus posiciones políticas y no tiene suficiente valentía, ¿alguien puede pensar que va a tener valentía para dar una solución democrática a Cataluña o al tema de los presos? Es difícil pensarlo", ha dicho.

Asimismo, ha destacado que para EH Bildu es "muy importante" la postura que adopte el PSOE en Navarra, ya que, en su opinión, "va a ser una carta de presentación, y así lo vamos a tratar, para saber cómo va a ser la legislatura, es decir, si el PSOE no tiene valentía y si no le deja a su partido formar una alternativa ante la derecha, cederá a esa presión de la derecha, y hará lo mismo con los presos, con Cataluña y con las políticas sociales y las económicas, y ocurrirá algo sorprendente, y es que, el PSOE ha ganado las elecciones pero aplicará el programa de la derecha".

"En esta coyuntura histórica, Pedro Sánchez y el PSOE son la última carta del Estado para probar que es capaz de solucionar los conflictos a través del diálogo. Si queman esa carta, y parece que la van a quemar, la conclusión que deberíamos sacar en Euskal Herria, en Cataluña y en todas partes es que en el Estado español no hay nadie capaz de solucionar los problemas a través del diálogo y la negociación en términos democráticos", ha asegurado.

En este sentido, ha considerado que Pedro Sánchez es "el presidente que puede poner en marcha la operación diálogo", aunque ha lamentado que, si el líder del PSOE, "no demuestra, y está en camino, que es capaz de afrontar los problemas estructuralmente y a través del diálogo para una verdadera democratización, significará que en el Estado español no hay alternativa para ello".