Santiago Abascal se fotografía con un caballero legionario tras los 101 kilómetros de la Legión en Ronda.

Santiago Abascal se fotografía con un caballero legionario tras los 101 kilómetros de la Legión en Ronda. TW

Política ELECCIONES GENERALES 2019

Viejos legionarios contra Vox: cuestionan ahora la "conducta" como 'boina verde' de Ortega Smith

Tras denunciar que el partido usa 'El novio de la muerte', la Plataforma Millán Astray también pide "la hoja de servicios" de Abascal en la mili que no hizo.

Los viejo legionarios de la Plataforma Millán Astray, fieles al espíritu incansable y determinado del cuerpo al que pertenecieron, no abandonan la misión. Y si se propusieron evitar que Vox patrimonialice en su beneficio El novio de la muerte, su "himno más sagrado", y tras comprobar que la formación de Santiago Abascal sigue cantándolo en sus mítines, ha cambiado la táctica de ataque. Ahora el objetivo son personalmente los altos mandos del partido.

Los "cientos de miembros" que componen la plataforma, "veteranos legionarios y múltiples asociaciones y hermandades de antiguos caballeros" de la Legión, han emitido un comunicado de respuesta a que la cúpula de Vox no haya atendido su requerimiento. Además de anunciar que ya han llevado ante la Junta Electoral Central (JEC) una denuncia en la que expresan su "desacuerdo y repulsa al uso del Novio de la muerte por Vox en actos electorales", también ponen en duda "la formación en las tradiciones militares" Santiago Abascal y Javier Ortega Smith.

En concreto, la Plataforma exige que se dé "traslado a la opinión pública de la hoja de servicios militares a la Patria" de Abascal. Un ataque con explosivo retardado al presidente de Vox, quien hoy posa orgulloso junto a miembros de la Legión e incluso sugiere la conveniencia de recuperar el servicio militar obligatorio... que él no hizo en su momento.

'El novio de la muerte' a coro en el acto de Vox en Vistalegre.

Además, los viejos legioarios reclaman una "constatación fidedigna de un certificado de buena conducta" de Javier Ortega Smith en sus años de servicio en el Cuerpo de Operaciones Especiales (COE), los conocidos como boinas verdes. Ortega, antiguo militar profesional, formó parte de este cuerpo del Ejército español durante dos años. Pero los veteranos de la Legión pertenecientes a la Plataforma que lleva el nombre del general Millán Astray, fundador del cuerpo, dejan así en entredicho que sus servicios fueran impolutos.

La polémica surgió hace casi dos semanas, cuando la Plataforma Millán Astray reclamó públicamente su "firme oposición a que se use indebidamente 'El novio de la muerte' en actos políticos". Este grupo de veteranos de la Legión, protagonista de la lucha desde hace más de dos años por evitar la retirada del nombre de Millán Astray de los callejeros de diversas ciudades -muy significativamente del de Madrid, por iniciativa de la alcaldesa Manuela Carmena-, advertía de que llevaría su denuncia a la JEC en caso de no ser atendida.

"Honda preocupación"

Los veteranos legionarios argüían que llevaban observando "con honda preocupación"  desde el inicio de la campaña electoral andaluza que "se hace un uso sistemático de El novio de la muerte que, como todo lo relativo a La Legión, no es patrimonio de ninguna fuerza política", sino "a España y al conjunto de su sociedad". En este nuevo comunicado, la Plataforma reitera que entre sus miembros "hay desde simpatizantes de derecha, centro e izquierda, lo cual no supone ningún problema entre nosotros, siempre que por encima de todo esté el Amor a España".

Los viejos legionarios exigen al Ministerio de Defensa que abandone la "pasividad" ante "la involucración del Ejército como elemento electoral" con fotos de candidatos con uniformes de altas graduaciones y la "instrumentalización de la que estamos siendo objeto con fines meramente electoralistas".

La nota, redactada en términos firmes pero no exenta de ironía reclama, finalmente, con su exigencia de publicación de las hojas de servicios de Abascal y Ortega Smith, que se conozca la "naturaleza militar de los que se arrogan el derecho a decidir sobre nuestras canciones, pasado y futuro". Y advierte con firmeza de que la Plataforma "mantendrá su posición independiente sin importarle ni la contingencia, ni las mentiras, ni la exaltación actual de la cúpula de Vox".