Política

Sánchez sobre Garrido: "Si no pueden gobernarse entre ellos cómo van a gobernar España"

"Si no son capaces de fiarse entre ellos cómo van los españoles a fiarse de ellos", ha afirmado.

A sólo tres días de las elecciones generales, Pedro Sánchez, ha advertido de los pactos entre los partidos de la derecha si suman mayoría. Ha puesto como ejemplo el caso de Ángel Garrido y su trasvase de PP a Cs para explicar que "si no son capaces de gobernarse entre ellos difícilmente pueden aspirar a gobernar España". Y ha ido más allá: "Si no son capaces de fiarse entre ellos cómo van los españoles a fiarse de ellos".

El líder del PSOE ha afirmado que los debates de los últimos días sí "sirven algo" porque "es importante ofrecer un proyecto político para los próximos 4 años" y que en ellos "hubo la posibilidad de contrastar proyectos políticos". Ha explicado, sin embargo, que hacen falta cambios respecto a cómo ha funcionado la actual campaña: "Tenemos una ley electoral en la que tenemos que modificar el voto rogado por las trabas administrativas y regular los debates. Creo que hay un antes y un después de lo que ha ocurrido en esta campaña. Nunca más se debe poder evitar que uno de los debates se realice en RTVE"

Entrevistado en TVE, Sánchez ha dicho que en los debates ha "visto a una derecha desconcertada, sin un proyecto" y que "gobernar España es algo serio y se necesita estabilidad".

"Me da pena que más allá de PP y Cs, la ultraderecha condicione y mucho el discurso de PP y Cs. Está crispando y mucho su discurso", ha aseverado.

Sánchez, preguntado por pactar con Ciudadanos o Unidas Podemos, ha explicado su postura: "Cs ha dicho que nos ha puesto un cordón sanitario, que abraza la ultraderecha". Y ha considerado que como la derecha "sume en España van a hacer lo mismo que en Andalucía".

Ha defendido que si sale vencedor hablará "con todos, sobre todo con fuerzas como UP", con los que ha tenido "mucho que hacer en política social estos 10 meses".

Ha apuntado al partido de Iglesias como su socio preferente: "Tengo más afinidades con Unidas Podemos que el PP pero le digo una cosa. Hay desafíos que van a exigir grandes consensos que van a tener que trascender el bloque ideológico".

Sánchez se ha mostrado desconfiado de las encuestas y ha puesto ejemplos de la imprevisibilidad de los resultados electorales: "Yo no pensaba que Trump iba a ganar. El brexit, igual. El otro día en Finlandia las encuestas daban a la ultraderecha como quintos y fueron segundos.