El presidente de Vox, Santiago Abascal, este viernes en un acto en Oviedo.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, este viernes en un acto en Oviedo. Efe

Política ELECCIONES GENERALES 2019

Vox pretende que los mileuristas paguen IRPF y que el tipo máximo no supere el 30%

Con el modelo vigente, un ciudadano que cobra 14.000 euros anuales estaría exento de tributar por IRPF. Con Vox, perdería más de 100 euros al mes.

Vox ha dado a conocer su programa económico para el 28-A, con el que persigue poner en práctica una “política presupuestaria sostenible que no esquilme a los españoles”. En los documentos compartidos por la formación de Santiago Abascal en su página web –una propuesta tributaria y otra para la reducción del gasto-, se precisan las medidas que Vox quiere aprobar tras las elecciones generales.

Entre las iniciativas fiscales, Vox aboga por una profunda bajada del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), una propuesta que va acompañada de la supresión del impuesto de Patrimonio y Sucesiones y otras que inciden en reducir el gasto superfluo del sector público. En ese nuevo modelo de IRPF que proyecta implantar el partido emergente, este impuesto quedaría reducido a dos tramos: un tipo generalizado del 22% para rentas hasta 60.000 euros y, a partir de esa cantidad, un tipo del 30%. En la actualidad -en la tarifa estatal- existen cinco tramos y el tipo máximo es el del 45% a partir de los 60.000 euros brutos anuales.

Vox se propone “recuperar a la clase media trabajadora” con esta “linealización de la tarifa” del IRPF, pero en realidad estaría provocando el efecto contrario. Este impacto fiscal negativo se puede ilustrar con un sencillo ejemplo. Con el sistema vigente, un soltero mileurista que gana 14.000 euros brutos anuales, distribuidos en 14 pagas, está exento de tributar por IRPF. La reforma impositiva aprobada por PP y Ciudadanos e incluida en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 recogía una elevación del umbral de tributación desde los 12.000 hasta los 14.000 euros.

Lea el programa económico de Vox (Parte 1)

Lea el programa económico de Vox (Parte 2)

Sin embargo, con la revisión que apoya Vox, este ciudadano pasaría a pagar el 22% sobre 14.000 euros, menos el mínimo que en Vox denominan Necesidades Básicas del Contribuyente (NBC), un nuevo concepto introducido por el partido de Abascal  para “adaptar la carga fiscal de la unidad contribuyente a sus estados de necesidad”. En el caso de este declarante soltero, según ese “sistema genuino de mínimos personales”, se deduciría 7.000 euros. En resumen: este contribuyente pagaría una cuota de 1.540 euros y perdería por tanto poder adquisitivo. Su salario neto de 1.000 euros se vería reducido en 110 y cobraría 890 euros en 14 pagas.

Las rentas bajas, las más castigadas 

En la actualidad, y según datos de la Agencia Tributaria de 2016, en España existen cerca de 20 millones de contribuyentes. De todos ellos, más de la mitad -11.761.538- declararon 21.000 euros o menos. Con el modelo fiscal que defiende Vox, buena parte de estos declarantes pagarían más IRPF, dado que aplicarían un tipo del 22% por encima del mínimo, que con carácter general es de 7.000 euros.

Ese castigo fiscal a las rentas menos altas, además, se acentúa todavía más con la eliminación de las deducciones que sostiene Vox en su programa. Según los cálculos de la formación verde, suprimir esas deducciones (deducción por inversión en empresas de nueva creación, deducción por donativos…) “generará un incremento recaudatorio estimado de 381 millones de euros”.

De acuerdo con la estadística de contribuyentes de la AEAT de 2016 (última disponible), tan sólo ganaron más de 60.000 euros un 3,75% de los declarantes del IRPF. Es en estos ciudadanos donde Vox centra su rebaja fiscal, a costa de un aumento impositivo en las clases medias y bajas. La reducción del tipo de un 45% a un 30% supone, según expertos en la materia consultados por este periódico, un 33% de reducción de la carga fiscal.

Los más beneficiados con este arquetipo fiscal serían los 8.481 españoles cuyo salario es mayor de 601.000 euros al año. Para estos, la cuota derivada de la autoliquidación sería de media 169.674 euros, según los especialistas. En resumen, millones de personas pagarían 100 o 150 euros más al mes de IRPF para que unos pocos ganen 170.000 euros netos adicionales.

“Existen más de 3.000.000 de perceptores de rentas, con rentas medias de 12.422 euros anuales, que ni siquiera tienen obligación de presentar declaración y, en el mejor de los casos, contribuyen con una mínima retención”, avisa el documento de Vox. Así, para aliviar la carga fiscal de los que cobran 60.000 euros, el partido de Abascal pretende hacer tributar más a esos tres millones de españoles, entre otros, que ahora pagan nada o demasiado poco.

Con todo, y a pesar del prototipo impositivo del IRPF que formula Vox -más perjudicial para las rentas medias y bajas- el partido calcula que todavía existiría un agujero de 6.436 millones de euros.

Contradicción con la propuesta anterior

Este modelo fiscal contradice el propuesto por Vox en octubre, cuando el partido verde promulgó sus 100 medidas para la España Viva. En ese programa, dado a conocer tras el éxito de Vistalegre, Vox defendía un "aumento significativo del mínimo personal y familiar exento a 12.000 euros", con un "tipo único fijo del 20% hasta los 60.000 euros anuales, tributando al 30% cualquier exceso sobre el mencionado límite".

Con el nuevo programa se observan dos cambios: ya no se habla de mínimo exento de 12.000 euros y el primer tipo sube del 20 al 22%. De acuerdo con los economistas consultados, la primera propuesta de Vox llevaba a un déficit muy superior a los 6.400 millones que Vox admite que daría su nuevo modelo. Eso sí, la mayor recaudación de esta nueva medida de Vox se hace a costa fundamentalmente de los que ganan entre 7.000 y 12.000 euros. Incluso con la primera moción desechada de Vox, un mileurista en 14 pagas, que ahora está exento del IRPF, pasaría a pagar este impuesto.