Pedro Sánchez llega a una reunión sobre el 'brexit' celebrada en el Consejo Europeo de Bruselas.

Pedro Sánchez llega a una reunión sobre el 'brexit' celebrada en el Consejo Europeo de Bruselas. Efe

Política

Sánchez vuelve a favorecer a Abascal frente a Casado: acepta un solo debate a 5 el 23 de abril

Será en Atresmedia. En un comunicado explican que "ni el PSOE ni Pedro Sánchez vetan a ningún candidato, por muy lejanas que sus ideas sean de las nuestras".

Pedro Sánchez acepta el debate. Sólo uno, el del 23 de abril con Santiago Abascal representando a Vox entre los contendientes, en lo que será un encuentro a cinco en Atresmedia con los otros tres grandes partidos: PP, Ciudadanos y Unidas Podemos.

Así se ha decidido en la reunión de este jueves del Comité Electoral del PSOE, donde se ha acordado "la plena disponibilidad del presidente del Gobierno y candidato socialista". En un comunicado el PSOE explica que el criterio elegido se basa en "la encuesta preelectoral del CIS conocida esta semana", siendo los elegidos los que "superan el 10% de intención de voto a nivel nacional" de entre "los candidatos a la Presidencia del Gobierno de España, que representan fuerzas políticas que presentan candidaturas en todas las provincias de nuestro país".

De esta manera Sánchez vuelve a meter en el mismo saco a los tres partidos de la derecha, en una estrategia en la que el PSOE se pone como contrapartida al "trifachito". Un plan que pasa por favorecer a Vox para debilitar al PP. La intención es que los tres partidos de la derecha se enfrenten entre sí, restando de esta manera trascendencia a lo que diga el PP. Se harían la competencia entre ellos mismos.

Con esta elección se declina la opción de un debate a cuatro como el que había propuesto Televisión Española. Busca revitalizar esa amenaza de la extrema derecha con la que el PSOE quiere confrontarse.

Mediaset, por su parte, había ofrecido un cara a cara con Pablo Casado el 16 de abril, pero en la programación de campaña del PSOE, distribuida a los medios hace días, ya figuraba un mitin en Vigo, prueba de la escasa disposición del presidente a medirse a solas con el líder del PP.

Pablo Iglesias por Podemos y Albert Rivera por Ciudadanos serán los otros participantes en el debate.

En el comunicado explican que "ni el PSOE ni Pedro Sánchez vetan a ningún candidato, por muy lejanas que sus ideas sean de las nuestras. La democracia es precisamente eso: debatir entre diferentes, entre muy diferentes y contrastar propuestas para España. El debate es más rico cuanto más plural, pues, en ese caso, representa mejor todas las posiciones políticas existentes en nuestro país".

La decisión de los socialistas, que esta noche comienzan oficialmente la campaña en Dos Hermanas (Sevilla), se había hecho esperar en los últimos días, con la duda de si Sánchez salía favorecido al no prestarse al debate. Según manifiesta el partido "el PSOE siempre ha creído que los debates enriquecen la democracia y suponen una oportunidad inmejorable para que la ciudadanía conozca las propuestas de las diferentes fuerzas políticas".