Pablo Iglesias, durante la presentación del programa de Podemos para las elecciones del 28-A.

Pablo Iglesias, durante la presentación del programa de Podemos para las elecciones del 28-A. ADP

Política ELECCIONES GENERALES 2019

Podemos presenta su 'Constitución': 40.000 millones más de impuestos y salario mínimo de 1.200 €

El partido de Pablo Iglesias desafía a los que "se llaman constitucionalistas" a que "lean este librito y lo discutamos porque ellos lo incumplen".

"El PP no tiene programa, Cs no tiene programa, el PSOE tiene 110 medidas que muchas son como haikus...", un miembro de la dirección de Podemos bromeaba este lunes por la mañana presumiendo de su estajanovismo, "nosotros hemos tenido que sacar una versión resumida para que la gente lo lea". Nótese que este alto mando del partido morado ha revisado el trabajo de toda la competencia -menos la de Vox, o eso dicen- para el día de la presentación, como buen vendedor. 

Durante este fin de semana, desde el viernes, Podemos ha sometido el programa a la votación de sus bases. Según las cifras ofrecidas por el partido la votación ha triplicado las cifras del programa de 2015 y se ha saldado con un 97,86% de síes.

"Esta es la Constitución y éste el programa de Podemos, basado en ella". Así comenzaba Pablo Iglesias la rueda de prensa de presentación. Y lo llamaba "programa de Gobierno", no electoral. Porque el partido morado pretende seguir marcando el mensaje, dentro de su estrategia de hacer creer que apuestan por ganar las elecciones el 28 de abril.

Podemos pone foco en "los artículos que protegen a la gente". Europa Press

El formato resumido que explicaba al inicio uno de los colaboradores más estrechos de Iglesias es ése, un juego a que lo que presenta Podemos es una (o la) Constitución. Y de ahí el mantra repetido este fin de semana de que éstas son unas elecciones constituyentes. "Desafío a los partidos que se llaman constitucionalistas a que se lean este librito que dicen defender, y a que lo discutamos en esta campaña", dijo Iglesias.

Subidas "y bajadas" de impuestos

El secretario general de Podemos se centró en una serie de artículos en esta presentación. Para empezar, leyó en alto el artículo 31.1, que habla de "un sistema tributario justo", lo que dijo que "habilita a cualquier Gobierno a buscar los recursos para hacer políticas sociales". Un brochazo que sirve a Podemos para una enmienda a la totalidad a la política económica que han seguido los gobiernos que han dirigido España en estos 40 años de democracia.

El partido morado quiere recaudar 40.000 millones más al año "reduciendo la brecha fiscal con la media europea a la mitad", según explican desde la dirección. Y que esas cantidades "no se dediquen a reducir déficit, sino a nuevas inversiones".

Así, lanzó un bloque de propuestas que se centraron en crear y subir impuestos "a los que más tienen", bajarlos a "la gente vulnerable" y, con ello, estimular la economía con enormes "inversiones en la transición ecológica" y la "economía de la dependencia", alrededor de un 2,5% del PIB en la próxima legislatura.

Iglesias presentó un nuevo "impuesto a las grandes fortunas" que gravaría el patrimonio de quienes tengan más de un millón de euros, eso sí, salvaguardando una primera vivienda exenta hasta un valor de 400.000 euros. Un "tipo efectivo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades", para evitar que las grandes empresas se libren de pagar impuestos, como dice el partido morado que hacen. Aunque los aplausos llegaron con la adenda: "ese tipo será del 20% para los bancos y las empresas de hidrocarburos", añadió el líder entre ovaciones del público.

Además de estas figuras, Iglesias aclaró que "los impuestos no se suben ni se bajan, se hacen más justos", y así habló de una oficina contra los grandes defraudadores y prometió "nosotros sí, no como Pedro Sánchez, publicar la lista de los que se acogieron a la amnistía fiscal de Montoro y prohibirlas en el futuro".

Entorno laboral

A pesar de no predicar con el ejemplo, Podemos quiere acabar con la reforma laboral del Gobierno del PP en 2012, para cumplir el artículo 25.1, ése que habla del "derecho y la obligación de trabajar... y tener una remuneración suficiente".

Que Podemos no cumple lo que reclama para los demás se demuestra en los recientes despidos en el equipo de comunicación del partido morado, la decena larga de asesores que han sido despedidos en el último mes con sólo 20 días de indemnización por año trabajado, acogiéndose a la parte más baja de la horquilla que prevé la ley del PP.

Es cierto que Iglesias dijo, y con razón, que "este artículo no se cumple", aunque acusó a los partidos "constitucionalistas" como los responsables. En su programa, Podemos propone como medida estrella elevar el Salario Mínimo a 1.200 euros en el final de la legislatura, "pero ya de modo inmediato, elevarlo a 1.000". Creen en el partido que esta medida "empuja todos los salarios del resto al alza" y que estimula el consumo y la recaudación por cotizaciones sociales.

En las medidas legales, el partido morado se compromete a eliminar "el eufemismo de la flexibilización" y que haya un solo tipo de contrato temporal, "sólo para causas estructurales previstas", prohibir los que duren menos de un mes y que nunca puedan ser de más de seis meses.

Pablo Echenique, Sofía Castañón, Pablo Iglesias, Ione Belarra y Nacho Álvarez, en la presentación del programa de Podemos para el 28-A.

Pablo Echenique, Sofía Castañón, Pablo Iglesias, Ione Belarra y Nacho Álvarez, en la presentación del programa de Podemos para el 28-A. ADP

Añaden una Ley de igualdad retributiva para deshacer la brecha salarial, restringir la subcontratación a "servicios especializados ajenos a la actividad general de la empresa" y acabar con el fraude de las horas extras: "haremos que sea obligatorio que se registren y se paguen".

Vivienda para todos

Tras la pelea con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, por que éste acepatar lo que nunca aceptó, la política de vivienda es una de las más conocidas de Podemos en los últimos meses. Basándose en el artículo 47, Iglesias explicó que el "derecho a una vivienda digna y adecuada" que reconoce la Constitución permite regular "el suelo de acuerdo con el interés general evitando la especulación".

Y eso lo traduce su partido en dar poder a los Ayuntamientos para poner un tope de precios en los alquileres de las llamadas "zonas tensionadas" a través de unos índices de referencia que, esos sí, se han contemplado en el último decreto. El objetivo es claro: "Que ninguna familia tenga que pagar más del 30% de su renta en concepto de alquiler"

Nuevas empresas públicas y quedarse Bankia

"Éste", dijo Iglesias, "es uno de los favoritos para mí y uno de los que les molesta enormemente a los que se llaman constitucionalistas". El artículo 128, el que habla de que "toda la riqueza del país está subordinada al interés general y se reconoce la iniciativa pública".

Es decir, que Podemos quiere "crear una empresa pública eléctrica que será fundamental para la transición al horizonte verde", en la que prevén dedicar una inversión ingente del 2,5% del PIB, que creará según Podemos "hasta 600.000 empleos", servirá para "bajar la factura de la luz y que eso garantice que nadie sufre pobreza energética" y "aprovechar Bankia como banco público".

"La compramos y la saneamos con nuestro dinero, así que nos la quedamos", dijo Iglesias arrancando aplausos. "Así todos podremos acceder a hipotecas justas, los habitantes de las zonas rurales tendrán cajeros y acceso a productos financieros básicos".

Finalmente, esa Bankia se acompañará de un nuevo Banco de Inversión para la Transición Ecológica. Otra entidad pública de nueva creación que, dijo Iglesias, "es imprescindible para digitalizar la industria e impulsar las inversiones en I+D+i" en el entorno rural.