Iker Casanova, parlamentario de EH Bildu en el Parlamento vasco.

Iker Casanova, parlamentario de EH Bildu en el Parlamento vasco. EP

Política TERRORISMO

Bildu afirma que "no creó" una banda terrorista y que "el PSOE debería pedir perdón por los GAL"

Parlamentarios del PSE y del PP repudian el terrorismo de Estado como "asqueroso" y reprochan a los 'abertzales' que "no han rechazado" a ETA.

A pesar de ser heredera de Batasuna, la formación política ilegalizada por ser el brazo político de la organziación terrorista ETA, Bildu juega con el lenguaje para desmarcarse de los más de 800 asesinatos, las decenas de secuestros y los miles de heridos durante los más de 40 años de actividad de la banda. Así, en el enfrentamientyo abierto entre el Gobierno del PSOE y los independentistas vascos tras el apoyo de éstos a los "decretos sociales" de Pedro Sánchez, el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha afirmado que Bildu "no creó ninguna organización armada, pero el PSOE sí, los GAL, y tendrá que pedir perdón".

Casanova respondía de este modo a la portavoz del Ejecutivo socialista, Isabel Celáa, que este viernes reclamaba a la izquierda abertzale que pidiera "perdón" por los crímenes de ETA.

Por su parte, el parlamentario del PSE-EE y secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Eneko Andueza, ha calificado de "absolutamente repudiable y asqueroso" al GAL, y ha pedido a EH Bildu la condena a ETA porque "es un sarcasmo" que todavía no haya "tenido el valor" de hacerlo.

Por su parte, el representante del PP Carmelo Barrio ha asegurado que los socialistas han pedido "perdón millones de veces" por los GAL, mientras la izquierda abertzale "no lo ha hecho con ETA". Además, ha acusado a la coalición soberanista de recurrir en el Parlamento Vasco a "actitudes de la HB que amparaba y rodeaba" a la banda, en alusión al pleno en el que se aprobó la Ley de abusos policiales, en el que el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga llamó 'nazis', 'franquistas' y 'lobby infecto y asqueroso' a las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE).

Durante el debate de El Parlamento en las Ondas, recogido por Europa Press, Casanova se ha referido a la aprobación el pasado jueves en el Parlamento Vasco de la Ley de Atención a Víctimas de Abusos Policiales y el enfrentamiento mantenido durante el pleno por el grupo parlamentario de EH Bildu y varias organizaciones de policías nacionales y guardias civiles que asistieron a la sesión.

En este sentido, Iker Casanova ha afirmado que la coalición acudió al Parlamento vasco a hablar "de lo insuficiente de la Ley" y a decir que no considera "oportuno que se hable de Ley de abusos porque torturar a una persona hasta la muerte no es un abuso", sino que se está ante "vulneraciones de derechos humanos gravísimas".

"Íbamos a denunciar también que se jerarquizara a las víctimas y a criticar que se diera prioridad a las sentenciar judiciales o se entendiera que éstas pudieran ser un freno al reconocimiento de diversas víctimas que lo han sido del Estado", ha añadido.

Asimismo, ha defendido que en el Pleno del pasado jueves EH Bildu se encontró con que hubo "quien trató de convertir ese debate en una escenificación de una humillación a las víctimas, invitando a un colectivo que ha ejercido como lobby en contra esta Ley", en referencia al sindicato Jusapol.

"Nosotros apelamos a la serenidad y racionalidad, pero a veces hay que llamar a las cosas por su nombre. Ante lo intolerable de esa presencia humillante se cantaron las cuarenta", ha indicado, para añadir que, por parte del PP, "ha habido voluntad premeditada de humillar y provocar" al invitar a Jusapol.

"Ciertos nazis"

A su juicio, siempre es "conveniente la serenidad y mantener la calma pero, a veces, hay provocaciones que deben responderse en su justo término". "Las metáforas y el discurso de Arzuaga pueden gustar más o menos, pero entra dentro del ejercicio de libertad de expresión. Fueron metáforas y no llamó nazis a la Policía en su conjunto ni a la Guardia Civil, sino que actuaban como ciertos nazis en determinadas circunstancias. Los insultos e intentos de boicotear su discurso, la algarada, vino por parte del PP", ha expresado.

Por otro lado, ha señalado que en los últimos años ha habido "un avance hacia la normalización y convivencia", de tal forma que, aunque lo acaecido el jueves "no supone un paso en la buena dirección", tampoco va a "interrumpir la línea de avance hacia esa normalización y convivencia".

"EH Bildu va a seguir trabajando y aportando. Cada vez que alguien se acerque a nosotros con intención de construir nos va a encontrar", ha apuntado.

Tras afirmar que EH Bildu tiene que seguir "dando pasos" y hacer un ejercicio para "contribuir a esa normalización y pacificación, ha advertido de que la coalición no va a aceptar "ser el saco del pim pam pum".

"Hay veces de que hay poner pie en pared y decir las cosas con claridad. La portavoz del gobierno nos dice que tenemos que pedir perdón, cuando EH Bildu no ha coincidido con la actividad de ETA y, en todo caso, alguna de las formaciones de EH Bildu podrá tener que hacer algún ejercicio particular", ha considerado, para añadir que EH Bildu está esperando "el perdón por los GAL". "EH Bildu no creó ninguna organización armada, el PSOE sí y tendrá que pedir perdón", ha concluido.