Albert Rivera, durante su entrevista en Telecinco.

Albert Rivera, durante su entrevista en Telecinco. Fuente: TV

Política CIUDADANOS

Rivera carga contra Vox: “La solución no es llevar pistolas ni llamar enfermos a los gays”

El presidente de Ciudadanos ha recalcado que si Sánchez le ofrece un pacto, "obtendrá un no" por respuesta.

Albert Rivera ha endurecido su tono contra Vox en los últimos días. Las declaraciones homófobas de uno de los fichajes de Santiago Abascal y la propuesta en relación a las armas han soliviantado al líder de los liberales: "La solución no es llevar pistolas ni llamar enfermos a los gays".

Rivera, en una entrevista con Telecinco, ha reiterado que le parece "increíble" que Vox apueste por permitir la posesión de armas -en los hogares- a todos los españoles sin antecedentes ni enfermedades psiquiátricas: "Soy padre de una hija. ¿Queremos tiroteos en los colegios? ¿La solución es esa? Yo confío en la Guardia Civil y la Policía. Si soy presidente del Gobierno, les daré más recursos".

El candidato de Ciudadanos ha aprovechado para insistir en una de sus tradicionales propuestas: equiparar los sueldos de los cuerpos de seguridad del Estado. "Los policías y los guardias civiles deben cobrar lo mismo que los mossos o los ertzainas".

Rivera suele referirse a las "libertades civiles" como el punto que abre un abismo entre Abascal y él: "No vamos a dar un paso atrás. Nadie va a ordenar a otro cuál debe ser su condición sexual". En cualquier caso, no ha establecido para Vox el veto absoluto que sigue imponiendo a Pedro Sánchez.

El presidente de la formación de centro ha desdeñado la posibilidad de pactar con el PSOE aunque fuera la única posibilidad de que Sánchez no revalidara la mayoría de la moción de censura: "Si viene a por nuestro apoyo, obtendrá un no".

Cuando el periodista le ha recordado el pacto del abrazo que en su día firmó con el secretario general socialista, Rivera ha respondido: "Los independentistas han dado un golpe de Estado. Eso lo cambia todo". A ojos del líder de Ciudadanos, el actual presidente no "protege" a los españoles de ese tipo de acciones.

En esta misma conversación, Rivera ha adquirido el siguiente compromiso: "Si soy presidente, no habrá lazos amarillos ni banderas separatistas en las instituciones". Como ha hecho en otras ocasiones, ha calificado a Quim Torra como "un racista que no respeta la democracia".