El secretario de Vox, Javier Ortega Smith, junto al presidente del partido, Santiago Abascal, en una imagen de archivo.

El secretario de Vox, Javier Ortega Smith, junto al presidente del partido, Santiago Abascal, en una imagen de archivo. Gtres

Política ELECCIONES GENERALES

Vox rechaza la petición de Casado de retirarse de las provincias pequeñas

El partido de Santiago Abascal mantendrá sus siglas el 28-A en todas las circunscripciones y cuestiona que el PP sea el voto útil de la derecha.

Vox da calabazas al PP y se resiste a escucharle. "Esta formación política mantiene su compromiso con España". Ante la petición pública de Pablo Casado de que el partido de Santiago Abascal reflexionara y no concurriera en las provincias pequeñas el próximo 28-A para no fragmentar el voto, Vox asegura que conservará "sus candidaturas en todas las circunscripciones electorales". 

El líder popular solicitaba este martes a los "partidos nuevos" -en referencia a Vox- que no se presentaran a las elecciones generales para no "dividir el voto" de centro derecha y beneficiar al PSOE y Podemos. Una tesis que no abrazan los dirigentes de Vox, a favor de presentarse con sus siglas en todas las provincias. La decisión es "inamovible": "Vox no se va a plegar a los intereses de ningún otro partido político".

En un comunicado, la formación de derecha radical recuerda que su partido "se comprometió a representar a los españoles en las elecciones generales presentando candidaturas en todas las circunscripciones y mantiene su compromiso frente a las peticiones de otras formaciones políticas".

Vox cuestiona el "voto útil"

Sobre el "voto útil" al que apela en los últimos días el PP, Vox responde "usando los mismos argumentos" que el partido conservador. "Vox debería pedir al PP que retire su candidatura en aquellas comunidades autónomas en las que este partido político esté por encima de los populares en intención de voto".

Tras los últimos estudios demoscópicos, en Génova han optado por pasar al ataque dialéctico contra Santiago Abascal. La irrupción de Vox en las encuestas ha fragmentado la derecha española, algo que perjudica al PP. La suma del centro derecha (PP, Cs y Vox) se diluye en los sondeos de marzo en favor del PSOE, que podría aguantar en Moncloa si reedita su pacto con Podemos e independentistas.

Por eso en el PP piden a Vox un ejercicio de "responsabilidad" y que analice si "merece la pena dividir el voto para que algunos escaños pasen al PSOE y a Podemos".

No obstante, la formación emergente prefiere no diluirse en candidaturas constitucionalistas y concurrir con la misma marca en toda España. En este sentido, rechazan sumarse en una lista como la acordada por ejemplo en Navarra, donde PP, UPN y Ciudadanos alumbraron una coalición -Navarra Suma- para frenar al nacionalismo en la Comunidad Foral.

"Vox dice lo mismo en toda España, en provincias grandes y en provincias pequeñas", comentaba en Twitter Santiago Abascal. "Vamos a dar la oportunidad para que la España Viva vote sin miedo y contra el miedo", añadía.

El PP "incumple" el pacto

Asimismo, desde la formación verde aprovechan su respuesta a Casado para enviar un recado al presidente andaluz, el popular Juanma Moreno Bonilla, por "incumplir varios de los puntos de los acuerdos de investidura" y convertirse así al PP en un partido que "no tiene ninguna intención de solucionar los problemas de los españoles".