Nadia Calviño, Isabel Celaa, Adriana Lastra, Begoña Gómez, Carmen Calvo y Magdalena Valerio.

Nadia Calviño, Isabel Celaa, Adriana Lastra, Begoña Gómez, Carmen Calvo y Magdalena Valerio. Foto: PSOE

Política 8-M

El Gobierno aplica el cordón sanitario al Día de la Mujer: "Este no es el sitio de las derechas"

Ejecutivo y PSOE, con numerosos representantes en la manifestación de Madrid, se han dirigido a Cs al grito de "¡feminismo liberal, ridículo total!".

Carmen Calvo ha cargado contra "las derechas" en la manifestación del 8-M de Madrid. "Este no es su sitio", ha sostenido la vicepresidenta, acompañada de buena parte del consejo de ministros de Pedro Sánchez, que ha exhibido su condición de femenino. Al cortejo se han sumado en primera fila la mujer del presidente, Begoña Gómez, y destacadas dirigentes del PSOE.

El Ejecutivo ha querido ser protagonista en esta fecha, en la que no ha descuidado el calendario electoral a la hora de subrayar a los ausentes o a los presentes pero discrepantes con la línea de defensa del feminismo de los socialistas, caso de Ciudadanos, al que tanto Calvo como sus compañeras de filas se han dirigido al corear "feminismo liberal, ridículo total".

Cs, que comenzaba la jornada con un escrache a las puertas de su sede -"¡este feminismo no nos representa!", les han gritado- ha marchado pese a todo por las calles de la capital, donde también han recibido reproches. "¡Hemos venido, no nos han traído!", han respondido Inés Arrimadas o Begoña Villacís a quienes les afeaban su presencia.

"Es su cortijito y no quieren que entre nadie"

En sus declaraciones a los medios, Arrimadas ha incidido en un término: "Inclusivo". La líder de la oposición en Cataluña ha llamado a una reivindicación "plural, moderna e inclusiva" frente a quienes, ha criticado, "van repartiendo carnés de feminismo", en alusión, se entiende, a PSOE y Podemos. "Se creen que esta lucha es suya, que la lucha por la igualdad es su cortijito y no quieren que entre nadie", se ha quejado.

La dirigente no ha entrado a opinar sobre la postura del PP, que no se ha sumado a la manifestación alegando que el manifiesto es "inadmisible". Su líder, Pablo Casado, ha dicho de su redactado que recoge los principios de "la izquierda radical", que "enfrenta a ideologías y a hombres contra mujeres" y que "habla de patriarcado, de neocolonialismo y de neocapitalismo", por lo que no están dispuestos a participar en una convocatoria que, a su juicio, "instrumentaliza una demanda con la que todos estamos comprometidos".

Casado ha tenido que cambiar de planes en su viaje a Castellón este viernes y atender a la prensa en el interior de un centro infantil. En la calle se había topado con 200 jóvenes con una pancarta en la que se podía leer 'Yo te hubiera abortado' y que le han dicho, entre otras palabras, "machista, estás en nuestra lista".

"Las que somos veteranas nunca hemos encontrado a la derecha en nuestra lucha", ha insistido Calvo, ya de vuelta a la manifestación de Madrid, de históricas cifras. La número dos del Gobierno ha aplicado una suerte de 'cordón sanitario', concepto muy empleado estos últimos meses, en especial referido a Vox, expresando que esas calles que han llenado cerca de un millón de personas no pertenecen a sus rivales el octavo día de marzo.

"Se confunden con el feminismo, no lo reconocen, ni lo entienden, ni lo respetan, y lo reformulan de una manera completamente ridícula. Este no es su sitio", ha zanjado.