La portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero.

La portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero. Efe

Política LOS SOCIOS DEL GOBIERNO

Irene Montero sustituye la "alerta antifascista" por "los trillizos reaccionarios de Andalucía"

El regreso de Irene Montero a la actividad política llega con el nuevo año y con el asunto de la violencia machista en plena ebullición. Y Podemos le ha organizado un acto a su medida, rodeada de organizaciones feministas, activistas por la revalorización de las pensiones y la igualdad de género: "La España de la derecha, la de los trillizos reaccionarios, se acaba si queremos", dijo.

Cuando Montero dio a luz a sus mellizos prematuros el pasado mes de julio nadie hablaba todavía de Vox en España. Pero en su vuelta de la baja maternal, la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso ha sustituido a Iglesias en su "alerta antifascista" y tiene claro quién es el rival objetivo: el partido de Santiago Abascal, "los odiadores profesionales que vienen a caballo". Y lo señala para calificarlo de contrario a la "democracia" y para, de paso, asimilar a PP y Cs en el mismo paquete.

Así, fuentes de la dirección de Podemos han admitido a EL ESPAÑOL que el evento de este miércoles fue "evidentemente" montado ad hoc para Montero. "Irene, anteriormente, había trabajado mucho con colectivos de mujeres y haciendo actividades y actos con ellas por todo el territorio", añaden.

Reaparición pública de Irene Montero.

"No estáis solas, yo sí os creo", decía Montero mezclando la violencia machista con "la precariedad" y el "proceso democratizador" que Podemos dice liderar en España: "Cuando os digan que no se puede, poned la vida en el centro, porque todo se puede cambiar".

La reaparición de una muy emocionada Montero se producía así, en la Nave de Terneras de Matadero Madrid, en un momento propicio para criticar "la espiral reaccionaria en la que nos quieren meter Abascal, Rivera y Casado".

Mientras Vox planteaba el desmantelamiento del "chiringuito de la ideología de género" para dar el sí a un Gobierno de Juanma Moreno Bonilla en Andalucía, lo que habría escorado muy al extremo ese acuerdo. Tanto que no se habría celebrado, dada la negativa absoluta de Ciudadanos a todo lo que tenga que ver con un partido como el de Abascal: "No apoyaremos nada, repito, nada que no esté en el acuerdo PP-Cs", dijo este miércoles el portavoz adjunto naranja, Toni Roldán, en el Congreso.

Cartel del acto feminista con el que regresaba Irene Montero a la vida política tras su baja de maternidad.

Cartel del acto feminista con el que regresaba Irene Montero a la vida política tras su baja de maternidad. E.E.

Y era también el día en el que iniciaba su andadura en el Congreso la ponencia para convertir en ley el Real Decreto-ley 9/2018 de medidas urgentes para el desarrollo del Pacto de Estado contra la violencia de género. A la entrada de la reunión de los ponentes, con representación de todos los grupos, la diputada de Unidos Podemos Ángela Rodríguez mandaba "un mensaje claro: o se está con las mujeres o se está con los asesinos. O se está con España o se está con el machismo".

El feminismo "es el mejor proyecto para España"

"La esperanza puede con el más terrible de los miedos", dijo Montero, "pero es una decisión, no sólo una emoción", defendía Montero entre aplausos: "¡La gente normal debe hacer política, movilizarse, para que los los trillizos reaccionarios dejen de hacer odio, porque no hacen política!".

El acto, con una coreografía montada en corro e Irene Montero en el centro de decenas de mujeres dispuestas a aplaudir, tenía como objetivo "empoderar, para recordar a las mujeres, madres, amigas, hijas, primas, hermanas que son la fuerza frente a la "inseguridad" que algunos venden, son la esperanza frente a los "odiadores". El acto estaba "pensado de hace mucho tiempo", según las fuentes del partido, "porque Podemos entiende que el feminismo es el mejor proyecto de país para España".

Si Pablo Iglesias ha hecho mucho peso en introducir "la perspectiva de género" en todas las políticas, Montero ha decidido partir de ahí para marcar la agenda. Este miércoles también ha sido el día en el que circulaba por las redes una frase de Iglesias en la que defendía que "los hombres feministas follan mejor". Puede que ése no sea el mismo punto en el que quiere incidir Montero, aunque el líder morado refiere en esa entrevista con el escritor y psicoanalista Jorge Alemán que la suya es "una masculinidad feminista".

Sin embargo, Montero se mostraba en el acto mucho menos creativa en su concepción del feminismo, y se limitaba a señalar que es el camino para "una España más democrática, que cuide y que proteja lo común: la sanidad, la educación, las pensiones y todos los servicios públicos". 

Tal como defendió la semana pasada en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, la portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos cree que "el feminismo es la mejor herramienta para combatir a los odiadores profesionales y decirle a todo el mundo que hay otra opción a ellos, que el odio no es la alternativa, sino cuidar, poner la vida en el centro".