Iglesias en el Congreso, junto a la carta 'fake' deAznar a la militancia de Podemos.

Iglesias en el Congreso, junto a la carta 'fake' deAznar a la militancia de Podemos. E.E.

Política PODEMOS

Iglesias envía a los militantes una falsa carta firmada por Aznar para que le voten en las primarias

La convocatoria de primarias en Podemos para las elecciones generales no está resultando. La desmovilización del electorado del partido morado, que ya se comprobó en los comicios andaluces del 2-D (la suma de IU y Podemos perdió 300.000 votos respecto a la anterior convocatoria autonómica) se está reflejando en las últimas acciones públicas de los de Pablo Iglesias. Si hubo que suspender la ruta bautizada como "A mitad del camino" porque esa gira de Pablo Echenique no reunía ni a 300 simpatizantes por cita, ahora Iglesias ha tenido que recurrir a una carta 'fake' de José María Aznar a la militancia de Podemos para tratar de estimular el voto.

Lo cierto es que en las primarias de Podemos no hay rival para el líder. Sólo se presenta su lista, a pesar de que los Anticapitalistas han reclamado la anulación del proceso y de que hay un grupo de senadores, exdirigentes y militantes agrupados que ya han anunciado que van a impugnarlas por "flagrante vulneración del derecho de asociación" y "mala praxis". Denuncian que 91 militantes quisieron presentar listas y sólo pudo hacerlo Iglesias.

En todo caso, la irrupción de Vox con una fuerza inusitada en Andalucía -12 escaños y 400.000 votos- ha despertado en los responsables de comunicación del partido morado el fantasma de José María Aznar.

Carta 'fake' de José María Aznar a los militanntes de Podemos.

Carta 'fake' de José María Aznar a los militanntes de Podemos. E.E.

El cúmulo de todos los males políticos para el podemismo, el expresidente del Gobierno, aparece en el pasado de Pablo Casado, presidente del PP -fue su jefe de gabinete-, y de Santiago Abascal, líder de Vox -era diputo vasco en su etapa y luego trabajó en la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre-. De modo que si en Podemos ya habían bautizado a Ciudadanos y PP como "las derechas", al sumarse la extrema derecha de Abascal en el panorama político, los de Iglesias han establecido la "alerta antifascista" y el sintagma de "la hidra de tres cabezas" para referirse a ellos.

Esta misma mañana, llegaba a los buzones de correo electrónico de los inscritosa en Podemos una carta supuestamente firmada por Aznar. En el texto, el expresidente anima a "no votar" en las primarias podemitas "porque sin vosotros España va bien".

Echenique: "Nos han hackeado"

Es la técnica de la psicología inversa que lleva varios días en las redes sociales de los dirigentes del partido de los círculos, sobre todo de quienes participan de la lista al Congreso de Iglesias. Así, Pablo Echenique enviaba pasadas las 10.20 horas a sus seguidores en la red Telegram un mensaje advirtiendo de que "nos han hackeado"

En la nota, el secretario de Organización se hacía responsable irónicamente de la iniciativa con el siguiente mensaje: "Me ha llegado un boletín de PODEMOS firmado ¡por José María Aznar! pidiéndome que no vote en las primarias para las elecciones generales". En el mismo tono, él departamento de comunicación de Podemos ha elaborado un vídeo en el que señala a varios periodistas, como Carlos Herrera o Federico Jiménez Losantos por criticar sus políticas. El clip culmina con el mensaje: "Si no quieren que participes en política es porqu elo quieren hacer por ti", utilizando el hashtag con el que pretenden movilizar a sus huestes: #NoVotes.

La abuela de Podemos

Hace un par de años, Pablo Iglesias presumía de abuela para estimular la adhesión de los suyos. "Mi abuela servía a unos señoritos y ahora su nieto está en los Parlamentos cagándose en sus muertos". También explicaba siempre que podía que a él lo criaron su madre y su abuela, "una señora que presumía de insultar a los de pueblo que iban a Madrid a vender sus productos, llamándoles paletos".

Y se dejaba fotografiar en el supuesto piso de 60 metros en el que vivía en Vallecas, una vivienda de protección oficial heredada de su tía abuela. Las malas lenguas decían que, en realidad, Iglesias vivía en un adosado de Rivas. Ahora, como todo el mundo sabe, habita en un gran chalet en una urbanización de Galapagar. Pero ésa es otra historia...

Las técnicas de comunicación de Podemos siempre han sido originales. Y han ido desde "el único periódico que dice la verdad", ése en el que sólo se hablaba de Podemos y sus "logros" y que se repartía el pasado octubre en la ruta fracasada y suspendida, hasta los catálogos de Ikea para presentar el programa electoral.

Pero ha habido más abuelas. Hace un par de años, Pablo Iglesias recurrió a una señora de 76 años, simpatizante del partido, para pedir perdón públicamente a su militancia en otra carta enviada por correo masivo. Teresa, una simpatizante extremeña, les afeaba la bronca que Pablo Iglesias había montado para defenestrar a Íñigo Errejón en plena legislatura no nata, aquella de seis meses en la que Mariano Rajoy rehusó someterse a la investidura.

Pedro Sánchez acababa de sellar el "pacto del abrazo" con Albert Rivera antes de invitar a Podemos a la mesa. Iglesias se negó a participar, se acercó a Izquierda Unida, Errejón advirtió de que unirse a la izquierda extrema los sacaría del voto transversal, el secretario general se lo quitó de en medio, brindó con Alberto Garzón en el "pacto de los botellines" y las urnas le dieron un millón de votos menos.

Broncas internas

Teresa, supuestamente, le había enviado un WhatsApp a Iglesias afeándole su conducta, quejándose de los "líos internos", y el líder de Podemos admitió públicamente su error, comprometiéndose a "más discreción" en el futuro. Lo cierto es que hasta Vistalegre II e incluso después, con el mensaje filtrado de Carolina Bescansa tratando de urdir una suerte de 'golpe de Estado' de la mano de Errejón contra el líder, no ha habido tal.

En los últimos meses, han sido muchas las polémicas: salidas con portazo de portavoces -como Lorena Ruiz-Huerta en la Comunidad de Madrid-, suspensión de militancia del grupo de Rita Maestre también por unas primarias -las de Madrid-, la inhabilitación de la secretaria general de Cantabria... y la anunciada impugnación de las primarias. El caso es que las votaciones acaban en tres días y el próximo lunes Pablo Iglesias será el primer candidato oficial para las elecciones generales. Aunque en Podemos las teman, por la desmovilización de los suyos.