El presidente del PP, Pablo Casado, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

El presidente del PP, Pablo Casado, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Política CATALUÑA

Casado y Rivera piden a Sánchez que aplique ya el 155 en Cataluña

Marta Espartero Daniel Ramírez

"¡Aplique el artículo 155 de una vez por todas!". Una exigencia que ha salido por boca de Pablo Casado y Albert Rivera en sus respectivas réplicas a la comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. Partido Popular y Ciudadanos, que al mismo tiempo negocian para desbancar al socialismo de la Junta de Andalucía, coinciden en la estrategia más inmediata: poner en marcha el citado mecanismo constitucional y convocar elecciones. Un guion que el presidente del Gobierno se resiste a compartir.

El líder conservador, sin notas ni papeles, ha sido el primero -en calidad de opositor con más escaños- en responder a Sánchez. "¿Qué más tiene que pasar en Cataluña para que haga usted algo? Aterrice, señor Sánchez", le ha recriminado. Una estocada que luego ha sellado Rivera: "Sólo piensa en usted, usted y usted; no en España. Aplique la Constitución, eso es hacer política".

La sonrisa que ha esbozado el presidente mientras escuchaba a sus adversarios ha enervado a Casado y Rivera, que se han dado la mano para exigir la "inmediata convocatoria de elecciones": "Ríase, ríase, que a los catalanes no les hace ni pizca de gracia. No tenga miedo a las urnas", ha mantenido Rivera.

Sánchez, un "rehén" de quienes quieren "romper España"

Los candidatos liberal y conservador han desafiado continuamente a Sánchez con un enfrentamiento en las urnas, aunque han ironizado: "Visto lo que ha ocurrido en Andalucía es normal que tenga miedo".

El diccionario de Rivera y Casado ha sido prácticamente el mismo en lo referido a Cataluña. Han tachado a Sánchez de "rehén" y de un gobernante que "no hace nada" mientras la "violencia" campa a sus anchas por calles. "Ha sumido en la inmoralidad a España", le ha echado en cara el candidato popular. "Gobierna con quienes quieren liquidar la nación", ha apostillado luego el presidente liberal.

No obstante, Casado y Rivera han tendido su mano a Pedro Sánchez para "negociar" la hoja en blanco que aporta al Estado la aplicación del 155. "Nos sentamos mañana mismo", le ha animado el de Ciudadanos. "Pide responsabilidad a la oposición: llámeme", le pedía el presidente del PP, "aunque no sé si me habla o no me habla, si hemos roto relaciones".

"Usted viene a decir que tenemos que tener responsabilidad con la nada, con sus propuestas. Se escuda en el burladero de los debates buenistas. Pero paramos el plan Ibarretxe y podríamos frenar el plan Torra" con el 155, ha considerado Casado. Rivera, por su parte, le ha pedido que admita "los errores". "El camino no es mirar hacia otro lado. Asuman que con el nacionalismo no se puede gobernar un país".