Política

65.500 euros de la caja B del PP se usaron para trajes de Rajoy, Rato, Cascos y Trillo

Una tarjeta firmada por Bárcenas señalaba los pagos a la sastrería que incluyen un pago de 12.620 euros por los trajes del expresidente.

12.620 euros por trajes para Mariano Rajoy. 13.700 pagados por los de Rodrigo Rato. 19.830 a nombre de 'Paco', Francisco Álvarez Cascos. Y 19.470 pendientes de pagar a nombre de Federico Trillo. En total, 65.623 euros, sacados de la caja B del Partido Popular y abonados a servicios de sastrería para el expresidente del Gobierno y sus ministros, aparecen en una de las tarjetas de Luis Bárcenas.

Se trata de uno de los documentos en los que el extesorero del partido apuntaba los pagos que iba realizando. Esta tarjeta sale cinco años después de conocerse la financiación irregular del PP y no fue entregada a la Justicia por Bárcenas durante la investigación.

Tanto Rajoy como Rato y Cascos declararon en 2017 en la Audiencia Nacional por la trama Gürtel y negaron que hubiera financiación irregular mientras que Trillo lo ha hecho este mismo año en el Congreso en la Comisión de Investigación.

Esta tarjeta de la que ha informado El Independiente ha salido a la luz mientras desarrolla la investigación de la 'operación Kitchen'. El Gobierno ha ordenado desclasificar documentación secreta sobre la operación, supuestamente diseñada por el Ministerio del Interior en 2013 para sustraer documentos al extesorero del PP Luis Bárcenas.

Así lo anunció la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del viernes y en base a la petición del Consejo General del Poder Judicial, que pidió levantar el secreto de los documentos reservados para que el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea pueda continuar con la instrucción.

En la pieza de Kitchen, el titular del Juzgado de Instrucción número 6 investiga una supuesta operación encargada presuntamente por el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, con ayuda del excomisario José Manuel Villarejo -actualmente en prisión- y de un chófer de Bárcenas, para robar documentos relacionados con papeles del extesorero del PP.

El objetivo de Kitchen era supuestamente sustraer documentos sensibles a Luis Bárcenas mientras éste estaba en prisión. Así, presuntamente, se contrató a su antiguo chófer para que, a cambio de dinero de los fondos reservados, se hiciera con este tipo de información.

Precisamente hace unos días el Ministerio que dirige Grande-Marlaska remitió a la Audiencia Nacional recibís supuestamente firmados por el chófer de Luis Bárcenas que acreditarían pagos de la Operación Kitchen.

La Fiscalía Anticorrupción pidió al juez De Egea que se dirigiera al Consejo de Ministros para que autorizara desclasificar la documentación que pudiera obrar en el Ministerio del Interior sobre la citada operación, con el objetivo de poder tomar declaración como investigados a excargos policiales sin que estuvieran sujetos a la Ley de secretos oficiales.

Entre los implicados que han pedido declarar sin esa restricción está el comisario Enrique García Castaño, antiguo jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía (UCAO) y considerado socio de Villarejo.

Pero De Egea no es el único juez interesado en esta documentación, también lo está su compañero en la Audiencia Nacional José de la Mata, que investiga la supuesta caja b del PP.

De la Mata reclamó a Interior un informe "completo" sobre la Operación Kitchen y "en particular en lo relativo a sus objetivos, preparación, aprobación, ejecución, reporte, supervisión y control, etc.", sin olvidar "las identidades de todas las personas que hayan participado en la misma y la de sus últimos responsables".