Javier Ortega junto al presidente de Vox, Santiago Abascal.

Javier Ortega junto al presidente de Vox, Santiago Abascal. Luca Piergiovanni EFE Madrid

Política RESACA DEL 2-D

Ortega Smith: "El éxito de Vox en un feudo socialista como Andalucía presagia otro mayor en las generales"

"Estamos colapsados, no damos abasto desde el domingo por la noche", asegura Manuel Mariscal, vicesecretario de comunicación de Vox y artífice del crecimiento exponencial del partido en las redes sociales durante el último año. Aún así, Mariscal consigue que el secretario general, Javier Ortega Smith, acceda a una entrevsita con EL ESPAÑOL. 

Las proyecciones del resultado de las elecciones andaluzas a toda España arrojan una cifra de aproximadamente veinticinco diputados para Vox en unas hipotéticas elecciones generales. Pero no son pocos los que sospechan que esas estimaciones  se quedan cortas en vista de la velocidad de crucero que ha alcanzado la formación en los medios y el efecto aluvión que se le presupone a los de Santiago Abascal.

"Si hemos conseguido representación en un feudo de los socialistas como Andalucía", dice Ortega Smith, "y también en provincias como Jaén, que parecía casi un milagro, con tanto clientelismo, tanto voto subvencionado, tantos intereses tramados de gente que vive de la Junta, si hemos conseguido lo importante, que era sacar al PSOE de allí, obtener 400.000 votos y, lo que es más importante, marcar el discurso político, hablar de lo que nadie se atrevía a hablar, ¿qué no conseguiremos en el resto de España, donde esos intereses están menos tramados, donde no hay tanto control férreo?".

¿Decisivos para un vuelco en el Congreso?

El secretario general de Vox no se atreve a dar una cifra concreta, así que se la doy yo. Veinticinco diputados según EL ESPAÑOL. Veintinueve según la web demoscópica Electomanía. Según unas estimaciones, la suma de PP, Cs y Vox no alcanzaría para desalojar a Pedro Sánchez, pero otras le dan una mayoría absoluta holgada en el Congreso de los Diputados. "Es razonable pensar que el apoyo en las generales será incluso mayor del que hemos tenido en Andalucía. Y eso nos lleva a pensar que tendremos un grupo parlamentario fuerte y que seremos decisivos, como lo somos en Andalucía, para sacar del poder al okupa de la Moncloa".

Preguntado por las negociaciones para la formación de Gobierno en Andalucía, Ortega Smith niega que haya habido ningún contacto con las direcciones nacionales de PP o Cs. "Ningún contacto de momento. Nadie ha pedido reuniones formales. Me consta que ha habido contactos con alguno de los diputados electos de otros partidos, pero como hay instrucciones para que las negociaciones se lleven desde la dirección nacional, ellos se han remitido a lo que en su día se hable".

Cuando le pregunto a Ortega Smith por la posibilidad de que Vox entre en el Gobierno junto a PP y Cs, su discurso no se aparta ni un solo milímetro del de Abascal. "No, no entraremos. Nosotros lo que queremos es transformar Andalucía. No hemos venido a pedir puestos ni cargos. Hemos venido a que se apliquen determinadas políticas, y esa va a ser nuestra negociación. Nuestras medidas no son ningún secreto. Las hemos estado defendiendo a lo largo de la campaña electoral. Además, estamos convencidos de que los votantes de PP y Cs no van a reprocharles a sus partidos esas medidas, porque son necesarias".

Lista de empresas de la Junta y de subvenciones 

¿Cuál será entonces la fórmula con la que Vox facilitará la investidura de ese hipotético presidente de la Junta de PP o Cs? "A lo que no renuncia Vox es al cambio en Andalucía después de treinta y seis años de clientelismo. Por tanto, sí o sí, el PSOE ha de salir de la Junta. El PSOE no puede seguir haciéndole más daño a los andaluces. Así que esperaremos a que PP y Cs se pongan de acuerdo, y luego ya nos dirán qué necesitan. Si nos dicen 'oiga, necesitamos los diputados de Vox', ahí estaremos nosotros, por supuesto. Pero no vamos a dar votos a cambio de puestos. Eso es la vieja política, y no va a ningún lado".

Las líneas rojas de Ortega Smith para el acuerdo con PP y Cs son la derogación de las leyes ideológicas –como la de memoria histórica, la de igualdad o la de violencia de género–, la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones, y la rebaja de la presión fiscal a empresas y particulares. Pero hay más. "Vamos a pedir que se limite al máximo Canal Sur. No que se suprima, porque para eso haría falta modificar el Estatuto, pero sí que se elimine prácticamente toda su capacidad de maniobra, que actualmente es muy grande. Canal Sur se ha convertido en una televisión pública al servicio de los partidos políticos, no del interés público" dice el secretario general de Vox.

Pero el verdadero órdago de Vox y el que puede provocar un terremoto en la comunidad es el que anuncia Ortega Smith al final de la entrevista. "Vamos a pedir la elaboración de una lista de organismos y empresas, y de las subvenciones que reciben de la Junta, que a fin de cuentas no es más que clientelismo. PP y Cs han de demostrarnos, en fin, que están dispuestos a cambiar Andalucía. No pretendemos que se aplique todo nuestro programa porque tenemos doce diputados y ellos tienen muchos más. Pero lo que no pueden pretender es que todo siga igual y que sólo haya un cambio de cromos en la Junta".