.

. Jessica A

Política BARÓMETRO ELECTORAL

Tezanos lo vuelve a hacer: el CIS da 12 puntos de ventaja al PSOE y deja a Vox en un 2,5%

El barómetro del CIS de José Félix Tezanos vuelve a colocar al PSOE de Pedro Sánchez con 12 puntos de ventaja -con un 31,2% de estimación de voto- sobre el PP de Pablo Casado, al que otorga un 19,1%.

La encuesta oficial que se publica ahora cada mes, no atiende la irrupción de Vox, el partido de Santiago Abascal que acaba de cosechar 12 escaños en Andalucía y un 11% de apoyo electoral. El CIS le augura únicamente un 2,5% de intención de voto. Ciudadanos sacaría, según el CIS, un 18,2% de apoyos y Podemos -sumado a sus confluencias- un 18%.

El estudio dirigido por el exmiembro de la Ejecutiva del PSOE y todavía director de la revista Temas, fue realizado entre los días 1 y 11 de noviembre a partir de 3.000 entrevistas.

Respecto al último barómetro, la mayor diferencia es la recuperación por parte del Partido Popular de la segunda plaza, rebasando de nuevo a la formación de Albert Rivera. Sin embargo, ambos partidos se sitúan en un estrecho margen de menos de un punto porcentual en estimación de voto, lo que es menos que el margen de error que admite el estudio del CIS, de un 1,8%.

Por otro lado, Tezanos dibuja por primera vez un ligero descenso en la estimación del voto del PSOE, otorgándole cuatro décimas menos que en el barómetro del mes de octubre (31,2% frente a 31,6%).

Ya entonces, el análisis de los datos realizado por el director de SocioMétrica, Gonzalo Adán, aclaraba que "de aplicar el rigor y el método habitual", el PSOE habría tenido exactamente seis puntos menos (25% en vez de 31%), el PP  cuatro más (22% en vez de 18% que le otorgaba el CIS hace un mes), Cs uno más (22% en vez de 21%) y Podemos uno más (los 18% que le da este mes el estudio frente al 17% del mes pasado).

Quien cae casi tres puntos (2,8) en esta oleada, en sólo un mes, es Ciudadanos. El partido naranja desciende desde el 21% exacto que le otorgaba el CIS en octubre a un 18,2%, la misma cifra que entonces se atribuía al PP. Ésa es la razón principal de que se produzca el sorpasso con el que Casado recupera la segunda plaza para los populares, ya que éstos sólo crecen nueve décimas.

Y, a pesar de la caída que reflejan todas las encuestas de los medios de comunicación para Podemos y del descalabro en Andalucía por la marca presentada por el partido de Pablo Iglesias, el CIS le otorga un alza de siete décimas, desde el 17,3% al 18% en sólo 30 días.

En el sondeo público oficial previo a las urnas andaluzas, el CIS de Tezanos colocaba a Adelante Andalucía como segunda fuerza política con 19,3% de intención de voto y hasta 20 escaños. La realidad, dos semanas después, fue muy distinta: sólo 17 escaños, con un 16,2% de apoyos -tres puntos y tres diputados menos- y cuarta fuerza política de la región.

Rivera: "Sánchez manipula" con un CIS dirigido "desde Ferraz"

Albert Rivera ha opinado sobre esta nueva oleada del CIS en términos muy críticos: "Después de lo ocurrido en Andalucía, el señor Tezanos debería dimitir", ha dicho, "porque le dio casi 10 puntos de ventaja al PSOE a falta de dos semanas para las urnas y miren lo que ha ocurrido".

En el barómetro previo a las elecciones del 2-D, el Centro de Investigaciones Sociológicas preveía que Susana Díaz alcanzara hasta el 37,4% de los votos (se ha quedado en el 33%) y 47 diputados. Finalmente, fueron 10 puntos (27,9%) y 14 escaños menos (33) de los pronosticados.

"El CIS necesita recuperar el prestigio de otros tiempos", ha continuado Rivera, "y es que ha cambiado la fórmula y publica cuando le da la gana, porque así lo han querido desde la sede de Ferraz". El presidente de Cs ha exigido que "al frente de esa institución no esté el miembro de un partido político, sino alguien experto" y apolítico para dedicar el dinero que ahora se gasta "en encuestas que deberíamos hacer los partidos" a sondeos "mucho más interesantes para los ciudadanos".

Para Rivera, "Pedro Sánchez quiere manipular una institución del Estado a través de una persona que, además, se dedica a dar entrevistas atacando a los partidos rivales del suyo".