Susana Díaz tras votar en las elecciones del 2-D.

Susana Díaz tras votar en las elecciones del 2-D. Efe

Política

Los sondeos dan una fuerte caída al PSOE mientras Vox se dispara a 8-10 escaños

El trasvase de votos del PP en dirección a Vox, principal novedad en relación a las encuestas publicadas en las últimas semanas.

Fuerte caída de Susana Díaz en las elecciones andaluzas. Una realidad reflejada por el último sondeo de esta campaña, confeccionado por GAD3 a lo largo de esta semana y publicado a las 20h de este domingo. A tenor de esta encuesta, el PSOE bajaría de los 47 a los 36-38 escaños. La mayoría absoluta de la Cámara se encuentra en los 55. La horquilla de Adelante Andalucía, socio necesario, oscilaría entre los 18 y los 20 parlamentarios. Por lo que un Ejecutivo de izquierdas no estaría del todo asegurado.

El pronóstico, publicado por ABC, otorga entre 22-26 actas al Partido Popular (alrededor de una decena menos que en los comicios anteriores), 19-21 escaños a Ciudadanos (10 más que en 2015) y detecta una gruesa sorpresa para Vox, que irrumpiría en el parlamento andaluz con entre 8 y 10 asientos.

Las fuerzas que van del centro a la derecha, en el mejor de los casos, sumarían 57 escaños, por lo que lograrían desbancar a Susana Díaz del Palacio de San Telmo.

Estas cifras son muy similares a las recogidas por SocioMétrica en su último trabajo para EL ESPAÑOL, publicado hace apenas una semana. La mayor discordancia estriba en PP-Vox. El pronóstico de GAD3 reseña una fuga de votos de la formación conservadora a la derecha populista.

En el sondeo de SocioMétrica, Vox lograba entre 3 y 5 escaños, frente a los 8-10 que le concede GAD3. El PP, hace siete días, tenía entre 26-29 parlamentarios ante los 23-25 que le arroga la encuesta a pie de urna. PSOE (37-40 en SocioMétrica frente a 37-39 de GAD3), Ciudadanos (17-20 frente a los 18-19 de este domingo) y Adelante Andalucía (20-22 respecto a los 19-20) apenas habrían variado a lo largo de esta semana.

No obstante, este diario ya advirtió hace un par de días de que Vox ha apuntalado su auge en la recta final de la campaña. Sondeos privados y trackings de los propios partidos elevaron esa representación. Algunas webs que sortean la prohibición de no publicar sondeos los cinco días previos a las elecciones camuflando los nombres de los partidos con frutas o golosinas llegaron a dar al candidato de Vox, el juez Francisco Serrano, hasta 7 escaños.