1200559_3_636779716156516185

1200559_3_636779716156516185 Rafa Alcaide EFE

Política ELECCONES ANDALUZAS

Juanma Moreno ve cerca sumar con Cs porque la "alternativa" sería la "izquierda radical de Podemos"

Noticias relacionadas

El candidato del Partido Popular a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ve más cerca que nunca la posibilidad de gobernar esa comunidad tras casi cuatro décadas y limita a dos las opciones en las elecciones: Un "bloque de cambio" con Cs liderado por su partido o un "giro a la izquierda radical" que prevé que dé el PSOE para pactar con Podemos.

Juanma Moreno  ha insistido en que el 2 de diciembre supone "una oportunidad única de cambio" y por ello lo plantea como un "plebiscito" a los "cuarenta años" de socialismo andaluz, que llega en un momento de "agotamiento" de la sociedad.

El dirigente del PP-A se agarra a los sondeos que señalan que hay un 60 % de ciudadanos que cree que con otro partido gobernando en la Junta iría mejor, lo que en su opinión significa "que hay votantes socialistas agotados y cansados con la gestión del PSOE, que están dispuestos a votar a las fuerzas políticas del cambio".

Aunque es consciente de que en las dos semanas de campaña hay muchas "variantes externas" que pueden influir e, incluso, cambiar el resultado, Moreno ha asegurado que están "muy cerca" de sumar con Ciudadanos y se ha mostrado confiado en que en estos quince días conseguirán convencer a los votantes necesarios para gobernar.

El cambio para Andalucía

Ha asegurado que están "sacando" a muchos ciudadanos de la abstención y atrayendo también a tradicionales votantes socialistas, por lo que entiende que "esa ola de cambio va a ir a más a medida que vayan pasando los días". "Va a pasar como cuando se producen los grandes cambios políticos en un país, siempre se va de menos a más, esa ola no la va a poder parar el dique gubernamental del PSOE", ha agregado.

Más allá de la encuestas que reflejan una importante subida de Ciudadanos, que incluso podría adelantarles, el candidato popular divide las opciones entre un bloque de cambio que "sólo puede estar liderado por el PP", ya que la formación naranja "si puede pactar con el PSOE, pactará", y otro bloque que significaría un gobierno "socialcomunista", del PSOE con Adelante Andalucía.

Frente a una campaña "innovadora" en la que el PP buscará "llamar la atención", Moreno critica que el PSOE intente siempre "apagar" la voz de los populares con la "anticampaña" y recurriendo "a las antiguas campañas gubernamentales" usando las instituciones. Ha lamentado que la presidenta y candidata socialista, Susana Díaz, acuda a la "victimización" y ha advertido de que no admitirán que ella reparta "carnés de buen andaluz y de mal andaluz".

En clave nacional

Moreno es consciente de que el debate nacional seguirá muy presente durante las elecciones autonómicas, ya que "Andalucía es una parte esencial de España", y se ha mostrado muy crítico con que Díaz esté "totalmente callada, con un silencio cómplice" ante lo que considera "cesiones" de Pedro Sánchez al independentismo. "Al final Susana Díaz y Pedro Sánchez son dos caras de la misma moneda, y lo que está haciendo Sánchez en el Gobierno de España está siendo respaldado por Díaz en Andalucía", ha esgrimido.

También formarán parte de la campaña los casos de corrupción, con un caso de los ERE que "cada vez está más claro, a la espera de sentencia judicial", y con el asunto de la Faffe en investigación, donde pueden salir nuevos datos "en cualquier momento", ha dicho.

Respaldo de Casado

Para enfrentarse a esta campaña, Moreno se siente "absolutamente" respaldado por el presidente del PP, Pablo Casado, quien "se está mojando al cien por cien", haciendo una campaña "al mismo nivel" que la suya y totalmente "comprometido con Andalucía".

"Me siento muy respaldado por la dirección nacional y, de manera muy especial, por el presidente", ha asegurado Moreno, quien también dice estar "muy satisfecho" con el resultado de la "negociación" para confeccionar las listas electorales. Entre los cabezas de lista, ha destacado a miembros del partido como Juan Ignacio Zoido o José Antonio Nieto, nombres que garantiza que pidió él para conformar el mejor cartel posible.

Sin embargo, ha admitido que "las listas siempre son muy complicadas y siempre hay más demanda que oferta", aunque seguirá contando con diputadas que se quedan fuera como Patricia del Pozo o Teresa Ruiz Sillero (va de número seis por Cádiz), "que van a seguir en política y asumiendo nuevas responsabilidades institucionales".

Como primeras medidas, si llega a la Presidencia de la Junta, Moreno haría realidad varias de las promesas que más ha defendido durante cuatro años: bonificar el Impuesto de Sucesiones al 99 %, hacer una auditoría de las cuentas con un plan de pago y empezar a estudiar una bajada "masiva" de impuestos.