Emiliano García-Page

Emiliano García-Page José del Olmo EFE

Política PSOE

Emiliano García-Page ve "verosímil que haya elecciones en otoño"

El actual presidente autonómico de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha hablado sin tapujos en una entrevista concedida al diario El Mundo sobre las principales cuestiones de actualidad que atañen a España y a su partido. 

Empezando por la incertidumbre de un posible adelante electoral, el líder manchego confía en que el PSOE podrá seguir gobernando, al menos, durante el próximo año: "En la medida en que es inviable una moción de censura contra Sánchez, el Gobierno tiene estabilidad legal", ha dicho. No obstante, llama la atención la ausencia en sus declaraciones a la estabilidad política, de la que carece debido a su minoría parlamentaria e incapacidad para sacar adelante sus medidas estrella.

Entre ellas, la principal radica en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). La imposibilidad de Pedro Sánchez de sacar adelante las cuentas públicas y el reciente anuncio del Gobierno de aplicar los PGE a través de decretos-ley, ponen en serias dudas la durabilidad de la legislatura.

La legislatura, en el aire

En este sentido, Page se ha manifestado que, "de no salir un primer Presupuesto sería indefendible que no saliera un segundo. Es verosímil que haya elecciones en otoño". Es decir, la imposibilidad de sacar adelante los PGE para 2020 llevaría inevitablemente a la convocatoria de elecciones a finales de 2019, en opinión del socialista. 

Sobre el apoyo de los independentistas a las cuentas del ejecutivo, el presidente de Castilla-La Mancha ha sido tajante al afirmar que "los Presupuestos, siendo importantes, son muy poca cosa para venderse al nacionalismo o el independentismo. El Estado no puede mercadear con la soberanía nacional".

Sobre las críticas a Pedro Sánchez por su política de "apaciguamiento" con los partidos independentistas Page considera que, "de no estar Pedro Sánchez, Rajoy también habría buscado el diálogo". Y reitera que el presidente del Gobierno "dijo que estaba dispuesto a hablar con Torra de todo menos de autodeterminación y del referéndum. Y eso es lo que ha hecho hasta la fecha". No obstante, apoya la postura de Sánchez: "El paso del tiempo beneficia a la normalidad constitucional y perjudica al fervor independentista".

De hecho, el socialista considera que "no es necesario aplicar otro 155" y que, en caso de serlo, "los independentistas tienen que saber que si vuelven a elegir ese camino el nuevo 155 sería mucho más prolongado en el tiempo y más duro". Y advierte: "Este Gobierno puede pasar de templar gaitas con los catalanes a aplicar el 155 más severo".

Sobre la posibilidad de un indulto a los presos independentistas , Page también ha sido contundente, rechazando "por completo" los indultos preventivos, "sin saber siquiera si habrá condenas". Se ha manifestado en contra de las declaraciones de la delegada del Gobierno en Cataluña, que se mostró a favor de esta vía: "La opinión personal de la delegada del Gobierno fue un error clamoroso. El mensaje es invitar al delincuente a que vuelva a cometer el delito. Lo que ocurrió en Cataluña fue un atentado gravísimo contra el orden constitucional".

Acercamiento a Cs

En clave electoral, el presidente del PSOE de Castilla-La Mancha ha dicho que, de preferir, la opción de un Gobierno del PSOE apoya por Ciudadanos es la opción que más le convence ya que, para él, "Rivera podría ser perfectamente del PSOE, al menos del PSOE en el que yo me afilié".

En cuanto a la alternativa de Unidos Podemos, Page insiste en que si la formación morada "sigue insistiendo en defender el derecho de autodeterminación, eso para mí es motivo suficiente para no poder formar Gobierno con ellos".

"Cospedal no ha llegado a tener lo que se merece en política"

Preguntado sobre la expresidenta de Castilla-La Mancha y exsecretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, el líder socialista considera que ésta "fue rechazada por la sociedad por su política en A. Y ahora la gente sabe que detrás de ese carácter había más política en B. Cospedal no ha llegado todavía a tener lo que se merece en política, ha vulnerado todos los códigos éticos de la política, aunque no tenga consecuencias penales". 

Sobre la relación entre el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y el del PSOE, Pedro Sánchez, deteriorada a raíz de las acusaciones de "golpista" del primero sobre el segundo, Page ha opinado que la actitud del popular "fue un exceso retórico. Casado se pasó tres pueblos. No se puede acusar al presidente del Gobierno de golpista. Pero ambos han corregido. Es absurdo que el presidente y el líder de la oposición no hablen.