Manuel de la Rocha

Manuel de la Rocha Emilio Naranjo EFE

Política Elecciones 2019

De la Rocha, candidato a la alcaldía de Madrid: "puedo representar mejor al PSOE que nombres como Marlaska"

  • Exalcalde de Fuenlabrada, exconsejero de Educación y exdiputado en el Congreso, De la Rocha está considerado uno de los mejores abogados laboralistas de Madrid.
  • Recalca que él se ve en mejores condiciones de recuperar el voto perdido por los socialistas.

Aunque las primarias socialistas para la alcaldía de Madrid aún no están convocadas, el veterano Manuel de la Rocha ha anunciado que se presentará, porque cree que su partido puede ganar las elecciones de 2019 y que él puede representar mejor al PSOE que otros nombres que suenan, como el del ministro Marlaska.

De la Rocha, que ha ofrecido a Efe su primera entrevista como precandidato, rechaza que dos independientes formen el ticket de su partido en la Comunidad y el Ayuntamiento: "Ángel Gabilondo es un buen socialista y creo que será un buen presidente de Madrid, pero que todos los candidatos sean independientes creo que no es un buen mensaje para los que creemos que los partidos son un instrumento fundamental para vertebrar la acción política en este país".

También defiende que todo el que quiera liderar una lista del PSOE tiene que competir en primarias y asegura que mantendrá su candidatura hasta el final. "Reivindico que se celebren primarias y que cualquier persona, militante o no, que quiera liderar la lista socialista al Ayuntamiento de Madrid tiene que pasar la prueba democrática de confrontarse en unas primarias", afirma desde su despacho de la Gran Vía madrileña.

Exalcalde de Fuenlabrada, exconsejero de Educación y exdiputado en el Congreso, De la Rocha está considerado uno de los mejores abogados laboralistas de Madrid y es el padre de Manuel de la Rocha Vázquez, director general de Asuntos Económicos en el gabinete del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

A punto de cumplir 71 años, este miembro de Izquierda Socialista, que abandonó el hemiciclo del Congreso para no votar en 2011 la reforma del artículo 135 pactada por el Gobierno de Zapatero con el PP, dice que se siente "bastante joven" y que considera que la alcaldía de la capital "requiere una persona con experiencia".

Recuerda además que la alcaldesa Manuela Carmena -a quien se refiere como una "excelente persona" y "buena amiga personal"- es mayor que él, igual que otros políticos que han ganado primarias, como el candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, el líder laborista Jeremy Corbyn y el demócrata Bernie Sanders.

De los nombres que suenan como posibles candidatos propuestos por Sánchez, como los de los ministros Reyes Maroto y Fernando Grande-Marlaska, prefiere no opinar, pero recalca que él se ve en mejores condiciones de recuperar el voto que los socialistas han ido perdiendo durante tres décadas.

"Cualquier candidato que se presente está en condiciones de ser un buen candidato socialista, pero yo creo que también soy un buen candidato y que puedo representar mejor que esos nombres al PSOE y puedo tener más capacidad de convencer a una parte importante de la ciudadanía que votó al PSOE durante muchos años y luego dejó de votarla".

En la entrevista, De la Rocha sostiene que fue "un error" que los socialistas no entraran en el Gobierno de Carmena. "No al principio, cuando la tensión entre las fuerzas de izquierda era muy grande, sino cuando el PSC entró en el Gobierno de Barcelona de Ada Colau (un año después de las elecciones), porque nosotros tenemos excelentes concejales y cuadros potentes con experiencia para haber gestionado sin duda mejor que algunos de Podemos y para haber marcado una orientación política más clara sobre el modelo de ciudad integrada que queremos los socialistas".

En esa línea, admite que su aspiración es liderar un gobierno de coalición con Ahora Madrid: "Confío en que gobernemos juntos y estaría encantado de que Manuela Carmena fuera vicealcaldesa siendo yo alcalde de Madrid", señala, convencido de que "muchos de los pasivos que tiene su gobierno derivan, no de ella, sino de los equipos que ha tenido".

Argumenta que esto es porque a Carmena "le impusieron una lista muy compleja, de muchas fuerzas políticas, con personas activistas, pero solo activistas", que a su juicio, no han tenido un modelo de ciudad. El suyo, según explica, pasa por reequilibrar el sur con el norte, trabajar sobre la limpieza y los servicios públicos y entender la ciudad de Madrid "vinculada y relacionada con el resto de municipios metropolitanos".

Una idea que puso en marcha hace treinta años el que fuera consejo de Política Territorial del Gobierno de Joaquín Leguina, el arquitecto Eduardo Mangada, y que él quiere recuperar, igual que la del "crecimiento cero" de la ciudad. "La ciudad de Madrid ya no debe crecer más, tiene que rellenar sus intersticios a través de un modelo pluricentral, que tenga varios centros", propone.

A su juicio, Ahora Madrid no solo no ha sabido "darle la vuelta" a la política urbanística "especulativa" que el PP ha hecho en Madrid durante 25 años, sino que ha tenido "una política en gran medida continuista de la que hizo la derecha", critica.

Defensor a ultranza del proyecto Madrid Central, que a partir de este mes eliminará el tráfico de paso por el centro de la capital, opina que esta es una "de las pocas cosas importantes que el gobierno de Manuela ha hecho, con el apoyo de los socialistas, en el Ayuntamiento".

Como referentes de gestión cita al alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, y a la alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo, y admite que el 'efecto Moncloa' puede ayudar no solo a recuperar antiguos votantes, sino también a captar a "no votantes del PSOE", porque con el triunfo de la moción de censura de Pedro Sánchez ha "habido un cambio muy importante en los ánimos, perspectivas y expectativas de mucha gente".

Un Pedro Sánchez al que De la Rocha apoyó en las primarias del PSOE de hace año y medio y al que hace algunas semanas hizo saber su decisión de ser esta vez él el que dé la batalla.