Rivera y Vázquez, durante un acto celebrado en La Coruña en 2014.

Rivera y Vázquez, durante un acto celebrado en La Coruña en 2014. Cedida por Diario de Pontevedra

Política ENTREVISTA

Paco Vázquez: "Con Sánchez al frente es imposible que yo vote al PSOE"

Paco Vázquez vuelve a tener un teléfono móvil insolente que vibra a deshora, como en sus dos décadas de alcalde en La Coruña. Ha dicho sí a compartir escenario con Albert Rivera para hablar de la Constitución y, como si de fútbol se tratase, le preguntan con insistencia por un presunto fichaje. Una y otra vez. ¿Figurará usted en las listas de Ciudadanos? Él lo descarta, pero tiene claro que no votará al PSOE en las próximas elecciones generales: "No puedo hacerlo mientras Sánchez esté al frente".

En conversación con este diario desgrana los motivos que le impiden depositar la papeleta socialista en las urnas. Son dos: su "condición de católico" y su "idea de España". Define la Memoria Histórica de Sánchez como "revanchismo loco" y no acepta que el PSOE "pacte con partidos de corte totalitario". Esa línea de trabajo, insiste Vázquez, ha sido impuesta por "la actual dirección" a nivel de "ayuntamientos, diputaciones y autonomías".

¿Y por qué arenga junto a Rivera este martes? "Ciudadanos es el partido más comprometido con la Constitución. Valoro su actitud frente a los nacionalismos. Estoy a gusto con ellos y me presto a ayudarles". Punto final, nada de candidaturas: "No es la intención de Albert ni tampoco la mía".

-Señor Vázquez, ¿es demasiado osado deducir que votará a Ciudadanos teniendo en cuenta que considera a este partido "el mejor defensor" de la Carta Magna y que no puede apoyar al PSOE?

-El voto es secreto. Uno lo da en razón de los programas y de quienes los encarnan. También de esos valores constitucionales. Pero repito: es muy preocupante la línea del actual Gobierno y muy duro el momento que atravesamos. No podemos quedarnos callados.

Que cada uno lo guise a su manera. La foto que ilustra este artículo fue tomada en 2014, en La Coruña. El histórico alcalde y exembajador de España ante la Santa Sede acogió el desembarco del candidato de Ciudadanos en la localidad herculina. Pero se conocieron, relata a este diario, mucho antes, en 2005.

"No tengo el menor interés intelectual en conocer a Sánchez"

"Acompañé al Papa Benedicto XVI a la Sagrada Familia, en Barcelona. Por allí estaba un joven Rivera. Me acerqué a felicitarle porque ya entonces agradecía su defensa de los valores constitucionales frente al nacionalismo. Recuerdo perfectamente que le comenté cómo el PSOE había abandonado ese espacio en Cataluña. Yo lo califiqué como la gran traición". Paco Vázquez explicitó esa simpatía años después, cuando acudió como público a un acto de Ciudadanos.

-¿Y a Pedro Sánchez lo conoce personalmente?

-No, ni tengo el menor interés intelectual en conocerlo.

Aunque "al margen de la política" y "lejos de la dirección del PSOE", Vázquez advierte de que seguirá "defendiendo siempre sus posiciones". Y de eso se trata cuando coloca al Ejecutivo de nuevo sobre la mesa: "Es inconcebible, de verdad. El partido era uno de los grandes pilares de la Constitución. Ahora, ha dado un giro de 180 grados. Se ha aliado con quienes quieren destruirla".

No habla sólo de Cataluña o Memoria Histórica: "Propugnan un modelo de sociedad distinto al que buscaba el PSOE de Felipe en los ochenta. Basta con analizar las decisiones que toman".

La cercanía de Vázquez, que colabora "desde el ámbito no partidista", igual que Fernando Savater este domingo en Alsasua, es celebrada por la Ejecutiva de Ciudadanos. Su fugaz fichaje se enmarca en esa estrategia mantenida por los de Rivera: escenificar su cercanía con los valores del socialismo tradicional y trasladar la lejanía de estos rostros respecto a lo que denominan "sanchismo".

El exalcalde de La Coruña engrosa a partir de este martes la lista de históricos socialistas que muestran su simpatía hacia Ciudadanos. Se unirá así a Celestino Corbacho -ministro de Trabajo con Zapatero-, Joan Mesquida -director de la Policía y la Guardia Civil entre 2006 y 2008-, Nicolás Redondo o Manuel Valls, actual candidato a la alcaldía de Barcelona.