Rivera y Vázquez, durante un acto en La Coruña en 2014.

Rivera y Vázquez, durante un acto en La Coruña en 2014. Cedida por Diario de Pontevedra

Política GALICIA

Paco Vázquez se acerca a Cs: "El apoyo de Sánchez al separatismo es una pirueta que no le perdonará la Historia"

Albert Rivera tiene una estrategia: abrazar las grandes figuras del socialismo constitucionalista para explicitar la faceta que hace de Pedro Sánchez un aliado imposible: su apoyo al separatismo. Este martes, en Galicia, cristalizará su nueva estocada al presidente del Gobierno. El candidato de Ciudadanos compartirá charla y escenario con Paco Vázquez, alcalde de La Coruña durante casi veinticinco años y diputado del PSOE en los ochenta y noventa.

Las fuentes de Ciudadanos consultadas por este diario no descartan al 100% su fichaje de cara a las elecciones municipales del año que viene, pero insisten en que el principal objetivo no es la incorporación, sino la sinergia: "Con este tipo de actos escenificamos la cercanía de influyentes socialistas respecto a nuestro proyecto". Y al mismo tiempo... su lejanía con Sánchez, aupado y mantenido en La Moncloa por Podemos y un conglomerado de fuerzas secesionistas.

La relación personal entre Vázquez y Rivera es mucho más que protocolaria o cordial. Ambos lo admiten en público. En 2014, fue el también ex embajador de España en el Vaticano quien prologó la puesta de largo del presidente de Cs en Galicia. Entonces, apostó por "romper el candado de la partitocracia". Algo que volverá a hacer esta semana.

El secretario de Organización de Ciudadanos en la comunidad gallega, Laureano Bermejo, ha llegado a decir: "Contamos con Vázquez para elaborar el programa electoral". Su homólogo a nivel nacional, José Manuel Villegas, de visita en La Coruña en los últimos días, reveló que no cerrarán las listas hasta enero, aunque descartó por el momento que Vázquez pudiera volver a la primera línea.

Cuando Rivera reveló su mitin con el exalcalde, presumió: "Es un lujo poder escucharle (...) Sigue siendo constitucionalista a pesar del sanchismo". A continuación, recriminó al actual PSOE haber abandonado esta suerte de figuras: "Nosotros sí las escuchamos".

Todavía no se conocen los detalles del encuentro, más allá de los "puntos de unión" y las "circunstancias que ayudan a los constitucionalistas a compartir los espacios".

Aunque sin carné ni puesto en el organigrama naranja, Paco Vázquez ya lanza un mensaje político que encaja a la perfección en el argumentario de la formación liberal. Su condición de exembajador ante la Santa Sede le llevó a conceder una entrevista para comentar el desmentido del papado respecto al mensaje emitido por Carmen Calvo. La vicepresidenta celebró una mediación de Roma para evitar el entierro de Franco en La Almudena, algo que no ocurrió. "Es un dislate. Nunca se hace una nota de un encuentro así sin consensuarla previamente con el otro interlocutor. Y mucho menos tergiversándolo", dijo en La Cope.

Pero Vázquez, de vuelta en el debate político, aprovechó la ocasión para atacar al "sanchismo" en la misma línea que suele hacerlo Rivera: "El apoyo -del presidente- a las fuerzas independentistas, antisistema y Podemos es incomprensible, una pirueta que jamás le perdonará la Historia".

En la conversación con esta misma emisora, aseguró: "Las alianzas de Sánchez son un ataque frontal a lo que representó el socialismo de Felipe González, Alfonso Guerra o el mío. El PSOE es el partido de la Constitución de todos".

Hace ya tiempo que Vázquez comenzó a desligarse del PSOE. La ley de Memoria Histórica de Zapatero fue en su día un punto de inflexión. Sánchez la ha dotado de más recorrido y eso ha exasperado al exregidor coruñés, que la considera "revanchismo loco", "un remedo de la ley de represión del comunismo y la masonería": "Hacen lo mismo que ellos condenan de Franco".

Paco Vázquez engrosará a partir del miércoles la lista de históricos socialistas que muestran su simpatía hacia el proyecto de Albert Rivera. Se unirá así a Celestino Corbacho -ministro de Trabajo con Zapatero-, Joan Mesquida -director de la Policía y la Guardia Civil entre 2006 y 2008-, Nicolás Redondo o Manuel Valls, actual candidato a la alcaldía de Barcelona.