Pancarta exhibida en el Nafarroa Oinez 2018, celebrado en Alsasua.

Pancarta exhibida en el Nafarroa Oinez 2018, celebrado en Alsasua. Navarra Confidencial

Política ACTO EN ALSASUA

Dos exalcaldes de Alsasua: "No somos españoles. Rivera viene a homenajear a los torturadores"

“Vienen a nuestro pueblo a utilizarnos para conseguir votos en España (...) Vienen buscando gresca. Seamos inteligentes y no se la demos, por mucho que nos lo pida el cuerpo”. Es el mensaje que envían dos exalcaldes de Alsasua a Albert Rivera antes del acto político que ha programado España Ciudadana en el municipio navarro para este domingo.

Se trata de Gerardo del Olmo (Altsasuko Herria), que gobernó Alsasua de 1979 a 1983 y Camino Mendiluze (EH Bildu), regidora de esta localidad de 1999 a 2003. “Dicen que [Ciudadanos] defenderá la españolidad de Navarra y se rechazará su anexión al País Vasco. Como si los navarros y navarras no supiésemos quién somos. Navarra no necesita anexionarse al País Vasco. Navarra es una parte de Euskal Herria”, aseguran en un artículo.

Del Olmo y Mendiluze, en una carta publicada esta semana por Diario de Noticias, consideran que la cita de Ciudadanos es una afrenta para el pueblo. “Cuando oímos hablar a Albert Rivera, un escalofrío recorre nuestro cuerpo. Cada vez es más joseantoniano”. Así arranca el escrito de estos dos políticos abertzales en el citado periódico navarro, editorialmente afín al actual Ejecutivo foral de Uxue Barkos, un gobierno sustentado por cuatro partidos: Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

“Yo soy vasca, de Navarra”

En la carta, titulada "Desde Altsasu, dejadnos en paz", los dos exregidores declaran que Rivera, Santiago Abascal y Pablo Casado son “tipos sacados de la Enciclopedia Álvarez”, libro de texto educativo durante el franquismo. 

El artículo también tiene duras palabras para los agentes de la Guardia Civil que, afirman, no cuentan con el "respeto" de los vecinos y a los que tildan de "torturadores": "No se preocuparán por las muchas personas torturadas y encarceladas durante el franquismo y su 'modélica transición'. Probablemente homenajeen a los torturadores".

En el texto, Camino Mendiluze también recuerda un pasaje de su vida con Felipe González. La exalcaldesa se encontró con el expresidente socialista en el aeropuerto de Buenos Aires y le reprendió, según relata: “No soy española, mi pasaporte sí lo es. Yo soy vasca, de Navarra”.

“Euskal Herria no existe”

Desde que a mediados de octubre se anunciara que la plataforma España Ciudadana, promovida por Albert Rivera, visitaría esta localidad de la Comunidad Foral, la izquierda abertzale ha acusado a Cs de buscar la confrontación y de “generar un clima de crispación”. Las calles se han empapelado con carteles intimidatorios en donde aparece el líder de la formación naranja boca abajo y pintado con una mancha roja simulando sangre. “¡No pasaréis por Euskal Herria!”, se leía en el rótulo, a modo de advertencia.

“Se han confundido, miren bien el mapa: el próximo domingo iremos a Alsasua, Navarra, no a ‘Euskal Herria’, que no existe”, respondía Rivera ante las amenazas de los nacionalistas. De hecho, los liberales incluirán en su programa electoral la supresión de la transitoria cuarta de la Constitución, que contempla la anexión de Navarra al País Vasco. “No tiene sentido y es una reforma que planteamos por la dignidad de Navarra”, explican fuentes de Cs a este periódico.

“Vendrán a Altsasu y montarán su numerito de apoyo a la Guardia Civil”, continúa la misiva de los exalcaldes. La institución armada, según los firmantes, no es "merecedora de respeto" porque el respeto "uno se lo gana, y en Altsasu la Guardia Civil no lo ha hecho".

“Y por supuesto, pintarán a nuestros jóvenes encarcelados como unos energúmenos llenos de odio […] ¡Los queremos en casa ya!”, dicen en referencia a los siete agresores de Alsasua, todos ellos en prisión con penas de entre 9 y 13 años por delitos de lesiones, desórdenes públicos y amenazas. 

“Navarra será lo que los navarros y navarras decidamos. No necesitamos Riveras, Abascales o Casados que vengan a imponernos lo que debemos ser”, concluye la carta.