Pedro Sánchez  se dispone a saludar al rey Felipe, junto sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Pedro Sánchez se dispone a saludar al rey Felipe, junto sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Efe

Política

Sánchez sobre sus abucheos: "No voy a ser menos que González y Zapatero"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha restado importancia a los abucheos que ha recibido en el desfile militar de la Fiesta Nacional: "No voy a ser menos que González y Zapatero", ha comentado, en alusión a los expresidentes socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Los Reyes presiden el desfile y la recepción de la Fiesta Nacional

Este fue increpado especialmente en 2009 y 2010, hasta el punto de que su Gobierno intentó pactar un protocolo contra los abucheos, aunque sin éxito.

En una conversación informal con periodistas, durante la recepción ofrecida por los reyes en el Palacio Real, Sánchez ha bromeado de esta forma después de haber sido abucheado al inicio y al final del desfile y haber escuchado gritos de "okupa" y peticiones de que convoque ya elecciones generales.

Pedro Sánchez afrontaba su primera cita con el 12-O desde que llegó a la Moncloa. "'Okupa', ¡queremos votar!", le han gritado los asistentes al desfile al presidente del Gobierno.

Los reyes Felipe VI y Letizia -por contra, aplaudidos por el público- han presidido el palco de las autoridades. Allí no se ha visto, como era de esperar y habían anunciado, a los representantes de Unidos Podemos o de formaciones independentistas, los socios que le abrieron las puertas a la presidencia al líder socialista.

"¡Vete ya!", "¡Fuera!", han sido algunos de los gritos con los que -junto a los silbidos- se ha recibido a Pedro Sánchez. Las autoridades se han ubicado en un palco instalado en la madrileña plaza de Lima, en un desfile que ha arrancado en la plaza de Cuzco y que concluye en la plaza de San Juan.  El presidente de Cataluña, Quim Torra, el lehendakari del País Vasco, Íñigo Urkullu, y la presidenta del Gobierno navarro, Uxue Barkos, declinaron participar en el acto.