Puigdemont, durante la presentación de su libro en Bruselas

Puigdemont, durante la presentación de su libro en Bruselas François Lenoir/Reuters

Política

Puigdemont y el resto de diputados suspendidos de JxCat asumen que sus votos no contarán

Los cuatro diputados suspendidos de JxCat han emitido una nota desde la cárcel --donde están tres de ellos- en que explican que no presentarán un nuevo escrito designando a un sustituto para que ejerza sus derechos temporalmente y asumen así que sus votos no contarán en el pleno del Parlament.

"Estamos convencidos de que la mayoría de 61 diputados permitirá mantener el actual Govern y seguir impulsando el proyecto republicano", explican en el manuscrito, consultado por Europa Press y que lleva el nombre de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull -en la cárcel- y el de Carles Puigdemont, en Bélgica.

El escrito llega después de la decisión de la Mesa de este martes: con los votos de ERC y PSC, la abstención de Cs y la oposición de JxCat, ha rechazado que sigan delegando el voto, y los cuatro diputados afectados consideran que eso "impide el ejercicio" de su derecho a voto.

Fuentes de la formación han explicado que la carta, que lleva los cuatro nombres, está escrita por Josep Rull; que el diputado Toni Morral estaba en Lledoners visitando a los encarcelados, y que "ellos mismos, previendo lo que podía pasar hoy en la Mesa, han hecho llegar este comunicado" que Morral ha trasladado.

El documento critica que hay esfuerzos desde el Tribunal Supremo por "alterar la normalidad parlamentaria emanada de las urnas" en las elecciones del 21 de diciembre.

"Tenemos el convencimiento de que hoy todavía estamos en prisión por no haber renunciado al acta de diputado", aseguran, y critican que el juez Pablo Llarena planteara la posibilidad de designar sustitutos, algo que tachan de inaudito.

Consideran que pretendía, de manera "torticera, blanquear una decisión manifiestamente injusta y de una gravedad sin matices en términos democráticos", y afirman que no han cometido el delito que se les atribuye.

Insisten en que en el pleno de Parlament aprobó el acuerdo JxCat-ERC en que "se rechazó por mayoría absoluta la suspensión", por lo que entienden que su decisión de mantener su delegación de voto es ajustada a derecho.

Creen que su delegación solo puede ser rechazada "desde una argumentación supeditada a las posibles coerciones de un órgano ajeno al poder legislativo".

Pese a no estar de acuerdo con la decisión de la Mesa --que ha atendido a un segundo punto del acuerdo JxCat-ERC, también avalado por el pleno, que les pide designar sustituto--, manifiestan su "respeto" por la decisión de los diputados suspendidos de ERC, Oriol Junqueras y Raül Romeva, que sí han designado sustituto.

Han asegurado que trabajarán para que la alteración de mayorías a la que hacen referencia llegue a los organismos y tribunales internacionales: "Otra vez iremos a Europa y al mundo a encontrar la justicia que el Estado español nos niega y se niega a sí misma".