Villarejo y la ministra de Justicia

Villarejo y la ministra de Justicia

Política

Así le explicó Villarejo a Dolores Delgado su red de "información vaginal" sobre políticos

Los audios de la comida en el restaurante Rianxo en 2009 siguen comprometiendo a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, el eslabón más débil del Gobierno de Pedro Sánchez. La entonces fiscal de la Audiencia Nacional asintió ante la revelación del comisario Villarejo, que había reconoció haber creado una "agencia de modelos" para sonsacar "información vaginal" a políticos, "gente importante" e integrantes de consejos de administración. 

Según se desprende de la nueva tanda de audios publicada este jueves, el entonces comisario había organizado en realidad una red de prostitución con el objetivo último de chantajear a sus clientes. "Ponías una chorbita, se la tiraban y contaban cosas para que las chicas se sintieras cautivadas", explicaba Villarejo a sus compañeros de mesa. "Humildemente, al gremio le dimos buenas satisfacciones, le dimos buena información", añade sobre el funcionamiento de este método.

Ante semejantes revelaciones, Dolores Delgado se limitó a hacer comentarios como "éxito garantizado" o "¿Y ya está?".  En el resto de la conversación, la ahora titular de Justicia expresa en tono distendido generalidades sobre las relaciones entre hombres y mujeres.  "A bote pronto, es mucho más fácil que un hombre babee, que una tía babee" o "la previsión es que siempre entréis al trapo".

Dolores Delgado y Villarejo durante la comida

La iniciativa empresarial y chantajista de Villarejo dada a conocer este jueves por Moncloa.com llega después de que saliera a la luz otro extracto de la conversación en la que Delgado admitía haber visto a jueces y fiscales con menores de edad en un viaje de trabajo a Cartagena de Indias, Colombia. 

Villarejo sobre su "agencia de modelos"

Sin embargo, EL ESPAÑOL publica hoy nueva información sobre este viaje. Juristas desacreditados por Dolores Delgado en la conversación de 2009 grabada a escondidas por el comisario hoy en prisión la desmienten: "La ministra mintió, no hubo menores". "Hay que tener poca vergüenza para decir tantas mentiras", afirma, indignado, uno de los juristas a los que se refiere Delgado.